• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Jabones de avena con ingredientes naturales venezolanos

Al sufrir quemaduras en 30% del cuerpo, Anya Emerson aprendió sobre las propiedades de la avena | Foto William Dumont

Al sufrir quemaduras en 30% del cuerpo, Anya Emerson aprendió sobre las propiedades de la avena | Foto William Dumont

Anya Emerson lanzó al mercado 12 variedades elaboradas especialmente para dermis muy sensibles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando Anya Emerson sufrió hace 15 años fuertes quemaduras que le afectaron 30% del cuerpo, el médico le hizo una advertencia a la que luego aprendería a sacarle provecho: “Sólo puedes usar jabones de avena”. Para ese momento, este tipo de producto no se conseguía en Venezuela ni siquiera en Estados Unidos, por lo que adquirirlos se volvió cuesta arriba.

“Al principio los encontraba en Europa, con ingredientes 100% naturales. Fue entonces cuando decidí aprender a hacerlos para mí”, contó. Luego de un año de investigación, Emerson dio con una fórmula libre de alcohol, glicerina, aromas artificiales, colorantes y otros químicos. “Estos jabones son perfectos para pieles muy sensibles y casos de dermatitis atópico. Si a mí me sirven, le sirven a cualquiera”, agregó.

La emprendedora probó el producto y luego lo repartió entre sus amigos. Los comentarios fueron muy buenos por lo que decidió convertir el proyecto en una empresa formal, hace aproximadamente dos años.

La línea completa de Jabones Anya trae 12 variedades, elaboradas para varios tipos de piel: naranja, miel, aloe vera, coco, rosas, canela y clavo, eucalipto, café, toronja y onoto, pepino, cacao y avena pura.

“Empecé a hacerlos en mi casa. Todos los ingredientes son naturales, por lo que tenía que decirles a mis tíos que no los confundieran con tortas y se los comieran”, relató entre risas.

Este año fue cuando la comercialización de los jabones despegó para Emerson. Actualmente, los ofrece en spa, algunas tiendas en Caracas y en el interior, y a través de Mercado Libre y Linio, una tienda virtual que ha tenido mucho auge en los últimos meses.

“Vendo alrededor de cinco a seis docenas al mes”, reveló. Sin embargo, los pedidos se han ido incrementando a medida que la gente conoce el producto. Aseguró que es muy bueno para todo tipo de pieles y que cada variante tiene una finalidad específica.


Ingredientes sanadores. Durante el tiempo de investigación, Emerson aprendió que la avena, ingrediente principal de todos los jabones, posee propiedades hidratantes, emolientes y exfoliantes que ayudan a mejorar la piel, ya que reemplazan la elastina y el colágeno que el cuerpo pierde todos los días. Además, aporta antioxidantes que previenen el envejecimiento prematuro.

Luego de 19 cirugías para reconstruirle la piel, Emerson tiene prohibido el uso de cualquier jabón líquido, con alcohol o químicos que puedan dañar los injertos.

Los componentes que escogió para su línea de Jabones Anya son, en su mayoría, de producción nacional, para evitar problemas de disponibilidad. El cacao,  indicó, lo trae de Barlovento y la miel la compra directamente de una cooperativa en los Andes. La avena, a pesar de ser importada, no es difícil de conseguir. “Hay muchos otros ingredientes fantásticos, pero aquí no se consiguen”. La decisión de trabajar sólo con insumos nacionales hace que su negocio sea más rentable.

También sugiere que no se apliquen sobre la piel de manera directa, sino a través de una esponja o estropajo. Añadió que es conveniente tener un jabón para la cara y otro para el resto del cuerpo. “El de café, por ejemplo, no es recomendable usarlo en la cara. La piel del rostro y cuello es muy distinta a la del resto del cuerpo”, destacó.

A mediano plazo, Emerson espera expandir su negocio y crear una línea de cremas y champú, también a base de avena.


El producto

La línea de Jabones Anya satisface las necesidades de cada tipo de piel. En cada presentación hay un folleto explicativo. El de naranja, por ejemplo, contiene la pulpa de la fruta natural, que ayuda a eliminar las células muertas, reduce el acné, arrugas y manchas.

El jabón de miel pura de abeja actúa como antibacterial y antiséptico, por lo que contribuye con la cicatrización y la protección contra los daños solares. También hidrata profundamente. El de aloe vera, extraído directamente de la planta, sirve como regenerador y tonificador natural.

El de eucalipto es ideal para tratar manchas y otras imperfecciones producto del acné. Además es un poderoso astringente. El de toronja y onoto ayuda a combatir el acné severo y recomendable para piel grasosa y maltratada. El de coco y el de cacao son poderosos hidratantes, y ambos son ideales para la piel seca.


El procedimiento

El jabón es absolutamente artesanal. Los ingredientes son naturales, por lo que el proceso de preparación requiere tiempo. Una vez que la fórmula es introducida en el molde, que emula la forma de una rosa, Anya Emerson lo deja secar por dos meses. Luego de ser extraído del recipiente, debe dejarse respirar durante otras seis semanas.

“Como no tiene ningún tipo de aditivo ni preservante, la caja debe tener orificios para que el producto respire”, explicó. De una fórmula salen 500 estuches, que contienen 3 unidades.

El precio de mercado oscila entre 100 y 120 bolívares. Sin embargo, en Mercado Libre pueden conseguirse a un precio más bajo. A través de sus redes se pueden realizar pedidos al por mayor.


Contacto

Anya Emerson

0212 9352470

0412 7317525

Facebook: jabonavenaartesanalanya

Correo: jabonavenaartesanalanya@yahoo.com

www.jabonavenaartesanalanya.com


3 unidades contiene cada caja de Jabones Anya. Es recomendable que no se almacenen por más de seis meses