• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Iniciarán estudio con intervención robótica para mejorar hipertensión difícil de controlar

Imagen de un tensiómetro/Internet

Imagen de un tensiómetro/Internet

El especialista René Sotelo y su equipo multidisciplinario del Instituto Médico La Floresta ponen a disposición de los venezolanos la Denervación Renal, un procedimiento para el tratamiento de pacientes cuya tensión alta no es tratable con medicamentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La hipertensión arterial es un enemigo silencioso, ya que es generalmente asintomática. En la actualidad, al menos 1.000 millones de personas sufren, a escala mundial, de este problema. Para el 2025, se estima que 1.500 millones de personas podrían ser hipertensas.

 

En el país,  la realidad no es muy diferente. En Venezuela, la prevalencia de esta enfermedad es de 34%, y existe un pobre control en las cifras de tensión arterial (8,5%), una de las peores en América Latina junto a Ecuador y Chile.  Se calcula que uno de cada tres venezolanos adultos es hipertenso.

 

Hay factores de riesgo que predisponen a una persona a sufrir de alguna de estas patologías. Están los modificables como el tabaquismo, la HTA, la diabetes mellitus, dislipidemia, sedentarismo, estrés y obesidad, así como los no modificables como la edad, (por ejemplo, hombres mayores de 45 y mujeres de 55 años), la historia familiar de HTA y enfermedad cardiovascular.

 

Ahora bien, como lo explica Juan Simón Muñoz, médico cardiólogo de La Floresta, de este porcentaje de hipertensos en el país, casi 3% sufren de hipertensión refractaria.

 

"La hipertensión refractaria se define como la ausencia de control de la presión arterial a pesar de un tratamiento adecuado de la misma, con al menos 3 fármacos antihipertensivos en dosis plenas (uno de ellos diurético), en pacientes con un buen cumplimiento de la medicación antihipertensiva. El pronóstico de estos hipertensos (lesión de órganos diana y aparición de eventos cardiovasculares y renales)  estará en función de las cifras de presión arterial que se consigan con el tratamiento antihipertensivo a lo largo del seguimiento, y del grado de control de otros factores de riesgo que con frecuencia se asocian a la hipertensión arterial", explicó.

 

René Sotelo, por su parte, especifica que cuando no se controla adecuadamente la hipertensión arterial, "se aumenta significativamente el riesgo de accidente cerebrovascular, infarto agudo de miocardio, insuficiencia cardiaca y enfermedad renal crónica, condiciones estas que pueden llevar a tener severas secuelas de incapacidad y la muerte. Y si la hipertensión arterial es refractaria, el riesgo se multiplica".

 

Denervación Renal 

Los riñones juegan un papel importante en la regulación de la presión. Se encargan de controlar la cantidad de agua y sal en la sangre, afectando directamente a la cantidad de líquido dentro del sistema circulatorio. Si los riñones permiten que el cuerpo retenga demasiada sal y agua, el mayor volumen de líquido aumenta también la presión arterial. Además, los riñones están conectados con el sistema nervioso simpatico a través de nervios que le permiten enviar y recibir señales eléctricas hacia y desde los demás órganos relacionados con el control de la presión arterial.

 

De este modo, los estímulos que reciben los riñones pueden modificar la eliminación de agua o sal y bien estimular o disminuir la secreción de hormonas como la renina a su vez, desde el riñón parten estímulos nerviosos que producen modificaciones a nivel de otros actores que también participan en la regulación de la presión arterial, como los son el cerebro, el corazón y los vasos sanguíneos". Este complicado sistema de regulación, funciona con normalidad en las personas no hipertensas, pero se vuelve disfuncional e hiperactivo en los pacientes hipertensos.

 

Basado en este concepto es que en los años 50 surgió la técnica de eliminar todos estos nervios por medio de cirugía abierta. Se  hacía una gran herida y se retiraban todo los nervios del área del tórax y del abdomen que inervaban la zona renal y suprarrenal; cirugía que dio resultados muy positivos, pero en ocasiones con importante morbilidad asociada.  Además, por lo exagerado del bloqueo, se reducía de manera excesiva la presión arterial y el paciente presentaba mareos e hipotensión.

  

Tratamiento mínimamente invasivo de Denervación Renal 

En vista de las complicaciones presentadas por los pacientes surge la denervación endovascular, que consiste  en viajar por dentro de la arteria renal y, con radiofrecuencia, quemar  las pequeñas ramas que están exclusivamente dentro de la arteria renal. Este  procedimiento se hace generalmente en los servicios de cardiología intervencionista, pasando un  catéter por la arteria ilíaca que llega hasta la arteria renal.

 

“El nuevo procedimiento es realizar la denervación asistida con robot, entrando por laparoscopia, se diseca la arteria y la vena renal de cada lado y se fulguran todas las ramas nerviosas de la arteria, de la vena y alrededor de la vena, con lo cual se asegura una denervación real del riñón. Además de su precisión, tiene indicación formal en los casos donde no se puede hacer la denervación endovascular sobre todo en pacientes que tienen arterias muy delgadas, con múltiples arterias o pacientes con insuficiencia renal. Esta técnica fue descrita en la Universidad del Sur de California de los Estados Unidos por el doctor. Inderbir Gill, con quien contaremos como profesor invitado para el Congreso de la Fundación Cauro y se están programando cirugías en el país, con el objetivo de difundir esta novedosa técnica en Venezuela”, explica Sotelo.

 

El urólogo hace notar también que " mediante el bloqueo de los nervios que emanan de los riñones, la denervación renal disminuye el nivel de activación de todo el sistema nervioso simpático y de sus efectos sobre el corazón y los vasos sanguíneos. Con esto se logra, en el mejor de los casos que los pacientes no tengan que volver a tomar medicación o que cuando mucho se les limite a una sola droga.”

 

Estudio médico en La Floresta

Para aquellos pacientes con hipertensión refractaria que no logran controlar sus niveles de tensión y que además tienen múltiples arterias, padecen de insuficiencia renal o son alérgicos al yodo, el Instituto Medico La Floresta está ofreciendo un estudio en el cual podrán ser intervenidos mínimamente con el robot para realizarse la Denervación renal.


El Instituto, como un centro integral que une al mejor equipo de cardiólogos, internistas, cirujanos, nefrólogos y urólogos, estará comenzando este estudio para realizar estas intervenciones por robot en el mes de febrero, con el médico creador del procedimiento, Dr. Inderbir Gill. 

 

Como contribución adicional, explica Sotelo, " algunos datos que reflejará el estudio  permitirán sugerir cierto beneficio en el manejo de algunas enfermedades donde la activación del sistema nervioso simpático juega un rol importante, tal como la insuficiencia cardiaca, control de la glicemia y apnea del sueño, entre las más reconocidas"

 

Los interesados pueden comunicarse desde ya al Instituto Medico La Floresta a través de los números (0212) 286.8570 y (0414) 549.6344 y correo sotelo@cirugiaavanzada.net.