• Caracas (Venezuela)

Multimedia

Al instante

galería

Pole Dance: Elegancia y Esfuerzo

Esta disciplina aúna danza y deporte con una barra como elemento protagonista. La practican hombres y mujeres de todas las edades

  • 780x506 La primera intención siempre es trepar lo más alto posible | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Los ejercicios de estiramiento en el suelo son esenciales | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Calentamiento con balón, para entrar en contacto con la barra | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Ensayo de una coreografía en tacones | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 La flexibilidad es clave | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 La flexibilidad es clave | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 La preparación del agarre. El sudor es el mayor enemigo | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 El Pole Dance es un deporte de equipo. No se puede aprender solo | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Isa, de 41 años, ingeniera de telecomunicaciones, es instructora de pole dance desde hace dos años | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Los niños son los que más facilidad tienen para practicar esta disciplina | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 La práctica regular de este baile permite desarrollar todos los músculos del cuerpo | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Aprendiendo a sujetarse en la barra giratoria | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Un giro en V en una barra estática | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 La estética de las figuras mezcla la elegancia y lo animal | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 El sufrimiento en la barra. La fricción con el metal deja siempre señales en la piel | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Isa enseña una "bandera" a sus alumnas | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Al final de la clase, el cansancio no impide disfrutar del relajamiento de estirar los músculos | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 En los orígenes del Pole está el Mallakhamb (gimnasia en el palo), que se practicaba en India desde el siglo XII. Era exclusivo de hombres e inicialmente lo usaban los luchadores para ejercitarse | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Los progresos suelen notarse muy rápido. En la foto, realiza un "titanic" ante la mirada de su profesora | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Contorsionismo | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Colgarse de la barra resulta cómodo para quienes practican el pole. En su origen, también está muy vinculado con el yoga | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 En las clases la distensión es una constante | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 La barra también sirve como un aparato de fitness. El esfuerzo de los abdominales se multiplica | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Bailar alrededor de una barra fija genera un dinamismo que produce el efecto de volar | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Cada figura conseguida es un triunfo que motiva para alcanzar otras | Foto: Samuel Sánchez/El País
  • 780x506 Para mucha gente el Pole es una forma de vida. Vanesa es la campeona de España en categoría profesional, disciplina de circo | Foto: Samuel Sánchez/El País

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share: