• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Gripe aviar H7N9 causa pérdidas económicas de 5.000 millones de euros

El jefe veterinario de la FAO confirmó que el impacto de la gripe "ha sido muy grande" y ha provocado "muchas pérdidas" económicas en el sector de agricultura

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La nueva cepa H7N9 de la gripe aviar ha provocado pérdidas económicas por valor de 5.000 millones de euros, informó este martes el jefe veterinario de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Juan Lubroth.

"El impacto de la cepa del H9N7 ha sido muy grande, provocando grandes pérdidas económicas en el sector de la agricultura, especialmente en el sector del mercado de aves, como consecuencia de los precios y la pérdida de confianza de los consumidores", aclaró.

Así lo sentenció Lubroth en un evento sobre esta nueva cepa de la gripe aviar organizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades chinas con motivo de la 66 Asamblea Mundial de la Salud, que esta semana se celebra en Ginebra.

Por su parte, el director general adjunto para la Salud, Seguridad y Medio Ambiente de la OMS, experto en gripe, Keiji Fukuda, aseguró que el mundo no está preparado para afrontar un brote como la nueva gripe aviar H7N9 en caso de que se transmita y se propague a nivel internacional.

"La adaptación del virus H7N9 para infectar a humanos es más elevada que en otros virus. Si en el futuro se transmite y se propaga internacionalmente, las repercusiones serán significativas para la salud de las personas y los sistemas de salud de los países", afirmó.

Fukuda destacó que la salud mundial se encuentra en un periodo excepcional debido a la presencia al mismo tiempo de dos nuevos virus: el nuevo brote de la gripe aviar H7N9 y también el nuevo coronavirus, "que incluso es más complejo que el H7N9 porque se dispone de menos información y un menor entendimiento".

"Es una situación mundial inhabitual porque conviven dos nuevos virus que no están relacionados, son patógenos y se propagan muchísimo. Desde el año 2003 no había una situación similar cuando coincidieron el H1N5 y el SARS", aclaró.

Por otro lado, el experto reafirmó que no hay evidencias de contagio entre humanos y que hay pruebas que demuestran que el origen del nuevo virus se encuentra en los animales, especialmente en las aves.

En este sentido, la directora general de la OMS, Margaret Chan, explicó que esta enfermedad es muy grave en los seres humanos y muy leve cuando la desarrollan los animales.

"Es un virus rodeado de misterio porque un ave infectada puede estar perfectamente bien y no presentar ningún síntoma, pero en los humanos es muy grave", añadió.

Con respecto a la vacuna para la prevención de la enfermedad, el doctor Fukuda reiteró que desde el momento en que se detectó el primer caso se está trabajando en su desarrollo, pero que aún no hay ninguna decisión tomada sobre su producción porque todo depende de la forma en que evolucione el H7N9.

Además, manifestó que aunque los casos de esta enfermedad ya hayan remitido y en muchas provincias chinas se haya eliminado el estado de alerta "hay que esperar a otra temporada de otoño, invierno y primavera para ver si se ha reproducido".

Asimismo, el director general de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), Bernard Vallat, corroboró que es muy probable que vuelva el virus.

"Tenemos que aprender la lección del H5N1 que tardó varios años en volver a aparecer. Tenemos que permanecer en constante vigilancia", apuntó.

Todos los expertos del panel coincidieron en la excelente labor que han realizado las autoridades chinas en el control y prevención de esta nueva cepa.

"Después de la experiencia del SARS, el Gobierno chino invirtió mucho para la mejora de la salud pública. Hoy el mundo entero les mira para que compartan con nosotros esta experiencia de primera mano", aseguró Margaret Chan.

Según la OMS, 131 personas fueron diagnosticadas con el nuevo virus H7N9, de las cuales 36 fallecieron y 42 se han recuperado.

El último caso nuevo se detectó el 8 de mayo y la última muerte el jueves día 9 de mayo en la provincia central de Henan.

Por ahora todos los contagios han sido de aves a humanos, no entre personas, supuesto este último que según la OMS plantearía el riesgo, si no se tomarán las adecuadas medidas de prevención, de que el H7N9 se convirtiera en una pandemia.