• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Fotógrafa sigue a mujeres gordas para mostrar cuán felices son

“¿Por qué no conocí a estas mujeres cuando era una adolescente luchando contra el peso y los temas de mi estatura?”, se lamentó en una entrevista Hasbun, al hablar sobre su proyecto de las orgullosas mujeres con sobrepeso | Foto: Gabriela Hasbun

“¿Por qué no conocí a estas mujeres cuando era una adolescente luchando contra el peso y los temas de mi estatura?”, se lamentó en una entrevista Hasbun, al hablar sobre su proyecto de las orgullosas mujeres con sobrepeso | Foto: Gabriela Hasbun

Viviendo en medio de un entorno que idealiza la delgadez como requisito para ser bella, un grupo de mujeres obesas se enfrenta a los estereotipos y son retratadas para mostrar cuán orgullosas están con sus cuerpos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Innumerables hombres y mujeres están luchando en una guerra tóxica en contra de sus propios cuerpos”, asegura la fotógrafa estadounidense Gabriela Hasbun, a propósito de este enfrentamiento de millones, al comparar su físico con el que culturalmente se espera que tengan.

Motivada por esta lucha, creó el proyecto 'Fat, Happy and Healthy', siguiendo a un grupo de mujeres con sobrepeso y mostrando cómo ellas se enfrentan a los estereotipos corporales y aún así se siguen sintiendo hermosas y felices.

Así se puede ver retratada a mujeres orgullosas de su peso, como la escritora Marilyn Wann, autora de “Fat! So?”, reina actual del movimiento por el orgullo de los obesos en EE UU, y creadora de las balanzas “Yay”, que reemplazaron los números de la pesa, poniendo categorías como “linda” o “sexy” en ellas, de modo que las personas perdieran el miedo a pesarse.

Asimismo, según Feature Shoot, se puede ver a las miembros del “The Padded Lilies”, un grupo de mujeres con sobrepeso que disfruta realizando shows de nado sincronizado y difundiendo el empoderamiento de los gordos, bajo la creencia de que todo el mundo se puede ejercitar sin importar cuánto pesa.

Estas y las otras mujeres fotografiadas son de San Francisco y forman parte de un “nuevo movimiento de paz”, como se autodenomina el Health at Every Size (salud en todos los tamaños), y que pretende educar con el pensamiento de que se puede ser saludable, independiente de los kilos de más que se puedan tener.

“Aceptemos los hechos. Perdimos la guerra contra la obesidad. Luchar contra la gordura no hizo que la gordura desapareciera. Y ser delgados, aún sabiendo cómo lograr esa meta con éxito, no nos hará necesariamente más saludables o más felices”, aseguran en el sitio del movimiento, agregando que como consecuencia colateral de esta guerra contra los kilos se ha incrementado la preocupación por la apariencia, la discriminación y los desórdenes alimenticios, entre otros.

Es por esto que la agrupación pretende difundir hábitos saludables para la gente de todos los tamaños, respetando, como indican, las diferencias y esperando que sus miembros puedan hallar la alegría con sus propios cuerpos, y, tal como coincide Hasbun con su proyecto, esperando que se acepte la idea de que puede existir un modo de vida alternativo al socialmente acogido, siendo gordo, con salud y feliz.

“¿Por qué no conocí a estas mujeres cuando era una adolescente luchando contra el peso y los temas de mi estatura?”, se lamentó en una entrevista Hasbun, al hablar sobre su proyecto de las orgullosas mujeres con sobrepeso.