• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Fiebre alta, dolor de pantorrillas y dificultad respiratoria pueden ser síntomas de influenza

Vacuna contra la influenza / Foto Internet

Vacuna contra la influenza / Foto Internet

Los niños menores de 2 años forman parte de los grupos con mayor mortalidad asociada al virus de la influenza, comúnmente llamado gripe, y que puede prevenirse con una serie de medidas, incluyendo la vacunación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El dolor en las pantorrillas en los niños con fiebre y otros síntomas puede indicar que padece Influenza Tipo B, y no un simple resfriado. Se les debe prestar mucha atención porque en el niño, el virus encuentra un sistema en plena formación y le es más fácil desarrollarse, explicó el doctor Alejandro Rísquez, pediatra, vacunólogo y miembro de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica.

El sistema respiratorio es el que más se afecta con la Influenza, enfermedad inmunoprevenible y estacional que para el caso de Venezuela el brote comienza usualmente a partir del mes de septiembre y se potencia con las lluvias. La influenza es una enfermedad viral asociada al cambio de estación por el efecto del descenso de la temperatura y otras condiciones.

De acuerdo al Dr. Rísquez, antes de identificar el tipo de virus que está atacando al organismo de un niño -que además se encuentra en estado febril- los adultos deben mantenerlo hidratado, con abundantes líquidos. También es importante medirle la fiebre porque un grado de diferencia puede ser determinante y crítico. No es lo mismo una temperatura de 39 °C, que un paciente con 39,5 °C (hipertermia) y mucho menos si llega a  40°C. 

El virus de la influenza hoy en día puede prevenirse con la vacunación. En el pasado fue una enfermedad que desencadenó pandemias históricas, como la gripe española, la gripe asiática o la gripe de Hong Kong.

Rísquez, quien además ejerce la docencia en la UCV, ofrece una amplia descripción en cuanto a las variantes de este virus, sus orígenes y su impacto en la salud.

“La gente debería saber que el virus de Influenza es un espectro, con 3 tipos, A, B y C. Ataca a todas las personas por igual, aunque en los niños es más complicado abordar la enfermedad”, dijo el Dr. Rísquez. La influenza tipo A suele asociarse más al tracto respiratorio, y se parece mucho a la tipo B. Sin embargo, esta última se asocia más a dolores musculares. 

La influenza tipo A es pandémica, identificada comúnmente por sus antígenos de superficie H y N en distintas combinaciones, entre ellas la H1N1 y la H3N2. La Influenza A muta, es altamente contagiosa, peligrosa y mortal. Pueden surgir nuevos virus de un día para otro por mutaciones del virus de la influenza animal y humana.

Además, el crecimiento de la población mundial y su desplazamiento han ocasionado que se expandan con mayor velocidad. Hace décadas, aparecía cada 30 ó 40 años, y actualmente se pronostica que puede ocurrir cada 15 años. A diferencia de la influenza tipo B aunque no muta con facilidad puede ocasionar epidemias locales y regionales, mientras que la influenza tipo C puede ocasionar casos y brotes.  

 Es un error creer que la vacunación es sólo para los niñosEn años anteriores, las vacunas contra la influenza estacional eran trivalentes y la protección se limitaba a tres cepas: dos cepas de tipo A y una cepa de tipo B. Sin embargo, actualmente dos linajes distintos de influenza B (B/Victoria y B/Yamagata) circulan al mismo tiempo en todo el mundo en proporciones diversas e impredecibles.

Indica el entrevistado que la ciencia ha descubierto estos dos linajes distintos que no ofrecen protección cruzada.En Venezuela, según refiere el doctor Rísquez, este año 2014 no tiene comportamiento epidémico. Justamente en los años donde la proporción de casos por influenza tipo B es más elevada llega hasta el 30%.

Según cifras oficiales del Ministerio Popular  Para la Salud, para el mes de agosto se registró que el 15,5% de la población afectada por influenza fue por virus AH1N1; el 51,5 % por AH3N2 y el 32,7% de los pacientes, por influenza tipo B.La influenza es una enfermedad respiratoria que podría ser grave.  Cada año, se registran de tres a cinco millones de casos de enfermedad grave en todo el mundo.

En función de la virulencia durante la temporada de influenza, la cantidad de muertes asociadas a la influenza puede variar de 250.000 a 500.000 a nivel mundial.El impacto de la influenza con otras enfermedades crónicas o los embarazos, hace susceptible al adulto de complicaciones en el organismo. Por eso, según Rísquez, es importante tomar en cuenta la variedad de vacunas existentes, reforzar algunas recibidas en los primeros años de vida y aplicarse aquellas que ayuden a tener una larga y saludable vida.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacunación para todas las personas desde los seis meses de edad con el fin de ayudar a prevenir la influenza.

Los niños entre seis meses y ocho años de edad que reciban una vacuna contra la influenza por primera vez necesitan dos dosis con aproximadamente un intervalo de un mes para lograr una protección óptima.