• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Exponerse a gases lacrimógenos puede tener consecuencias a largo plazo

El alcalde del municipio, Ramón Muchacho, asegura que Salud Chacao ha atendido múltiples casos de asfixia por los gases lacrimógenos | Foto: William Dumont/El Nacional

El alcalde del municipio, Ramón Muchacho, asegura que Salud Chacao ha atendido múltiples casos de asfixia por los gases lacrimógenos | Foto: William Dumont/El Nacional

Glaucoma, cataratas o hemorragias oculares son algunas de las enfermedades que posiblemente se desarrollarían a nivel ocular

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Generalmente, el efecto de los gases lacrimógenos es pasajero, pero en algunos casos podría haber secuelas potenciales como el desarrollo de glaucoma, cataratas o hemorragias oculares, señala Nancy Martínez, oftalmólogo del Urológico San Román, que en las últimas semanas creó una red nacional de profesionales que ofrece servicios gratuitos en varias especialidades a afectados como consecuencia de las protestas.

Martínez recuerda que las bombas lacrimógenas son un arma química. "Producen lagrimeo, irritación y ceguera temporal. Pueden ocasionar edema de la córnea, inflamación de la córnea, queratitits o erosión. Otro efecto es la erupción en párpados".

En cuanto a lo respiratorio, los gases provocan rinorrea severa (continuo goteo nasal), estornudos, tos, disnea (dificultas para respirar), traqueitis, bronquitis o broncoespasmos, por lo que para los asmáticos, estar expuestos a los gases lacrimógenos puede ser mucho más peligroso. Babeo constante, ardor y dificultad para tragar, náuseas, vómitos y sensación de ahogo son otros de los síntomas que comúnmente se presentan.

Martínez da ciertas recomendaciones para mitigar las consecuencias de los lacrimógenos: usar lentes de natación, no usar lentes de contacto dado que aumentan y prolongan el efecto de los gases, no frotarse los ojos con las manos, respirar a través de un pañuelo con vinagre que haya estado en una bolsa plástica cerrada, preparar un neutralizador con antiácido y agua en porciones iguales y enjuagar el área afectada. "Después de que ha pasado todo, es importante tomar una ducha muy fría por cinco minutos para que los poros se cierren bien".

Para quienes viven cerca de las zonas en las que se lanzan los gases como método de dispersión de manifestaciones, lo ideal es cerrar todos los conductos de aire, utilizar ropa manga larga para que el gas toque la piel lo menos posible y retirar la ropa contaminada y lavarla aparte.

La red de profesionales cuenta con 100 especialistas de diversas áreas y ya han atendido de forma gratuita a pacientes en Valencia, Barquisimeto y Caracas. Para unirse a la red o en caso de una emergencia, comunicarse vía Twitter a @NancyMartinezA.