• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Evitar alimentos no protege a bebés de riesgo de sufrir alergias

Perra salva la vida de una bebé abandonada / El Nuevo Día de Puerto Rico

Bebé / El Nuevo Día de Puerto Rico

Un bebé en alto riesgo de desarrollar alergias es aquel que tiene un pariente de primer grado (como un padre o hermano) que sufre alergias como dermatitis, alergias alimentarias, asma o rinitis alérgica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Grupos de médicos canadienses dijeron hoy que la práctica de retirar determinados alimentos, como frutos secos, de las dietas bebés con alto riesgo de contraer alergias alimentarias es innecesaria porque no funciona.

La Asociación Pediátrica de Canadá y la Sociedad Canadiense de Alergias y Inmunología Clínica emitieron un comunicado conjunto en el que señalan que "retrasar la introducción de determinados alimentos durante periodos anteriormente recomendados ha demostrado no tener efecto protector en la sensibilización alérgica o el desarrollo de la enfermedad".

"Aunque los beneficios de introducir tempranamente estos alimentos en bebés, entre los cuatro y seis meses de edad, todavía tienen que ser determinados, los mecanismos inmunológicos de sensibilización y tolerancia tienden a apoyar este planteamiento", añadió la declaración.

Un bebé en alto riesgo de desarrollar alergias es aquel que tiene un pariente de primer grado (como un padre o hermano) que sufre alergias como dermatitis, alergias alimentarias, asma o rinitis alérgica.

Los grupos médicos añadieron que más importante parece ser la regularidad del consumo de los alimentos que pueden tener efectos alergénicos.

"Sin tener en cuenta el momento óptimo de introducción, el conocimiento actual de tolerancia inmunológica también parece sugerir que el consumo oral regular y frecuente puede ser tan importante como cuándo el alimento es introducido", añadieron los doctores canadienses.

Hasta ahora se pensaba que evitar determinados alimentos en las dietas de bebés con antecedentes familiares de alergias alimentarias protegía contra el desarrollo de alergias.

La recomendación de los dos grupos médicos canadienses también es que las mujeres embarazadas, o que estén amamantando, no eviten frutos secos, productos lácteos, huevos u otros alimentos para proteger a sus bebés.

"No hay pruebas de que evitar leche, huevos, cacahuetes u otros alérgenos potenciales durante el embarazo ayude a prevenir alergias mientras que los riesgos de mala nutrición maternal y el daño potencial a los bebés puede ser significativo".