• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Entrenar en hora de almuerzo requiere algunos cambios alimenticios

El almuerzo debe reservarse para consumirlo una vez finalizada la sesión de entrenamiento y se puede descartar la merienda de la tarde |Foto: Archivo

El almuerzo debe reservarse para consumirlo una vez finalizada la sesión de entrenamiento y se puede descartar la merienda de la tarde |Foto: Archivo

Una estrategia para optimizar el tiempo es ejercitarse en un gimnasio, ya que se ahorra tiempo al encontrar en un solo lugar entrenadores que brindan atención personalizada, equipos para trabajar cada músculo del cuerpo, área de baños para el aseo personal y clases deportivas a diferentes horarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El trabajo y las ocupaciones diarias no deben ser impedimento para disfrutar los beneficios de la actividad física regular, como fortalecer la masa muscular, tener un mejor control del peso corporal, activar la circulación sanguínea, liberar el estrés y secretar endorfinas. Para quienes tienen las mañanas y tardes atareadas, entrenar al mediodía puede ser una buena opción.

Una estrategia para optimizar el tiempo es ejercitarse en un gimnasio, ya que se ahorra tiempo al encontrar en un solo lugar entrenadores que brindan atención personalizada, equipos para trabajar cada músculo del cuerpo, área de baños para el aseo personal y clases deportivas a diferentes horarios.

Respecto al entrenamiento a la hora que generalmente usamos para almorzar, la nutricionista de Gold’s Gym, Amelia de la Peña, destacó la importancia hacer ciertos cambios en la alimentación. Debido a que los alimentos son la fuente de energía del organismo, recomienda desayunar y hacer dos meriendas previas al entrenamiento. 

“No es recomendable almorzar antes de la rutina de ejercicios. La primera merienda debe ser a base de frutas, mientras que para la segunda es recomendable incluir carbohidratos de bajo índice glucémico con proteínas. Por lo general, se debe esperar 45 minutos después de haber consumido la segunda merienda para comenzar con el entrenamiento”, especificó la especialista.

El almuerzo debe reservarse para consumirlo una vez finalizada la sesión de entrenamiento y se puede descartar la merienda de la tarde. Según la nutricionista, estas recomendaciones ayudarán a aprovechar mejor los nutrientes que se consuman y tener una buena digestión.

Eficacia del entrenamiento

En cuanto al enfoque del entrenamiento físico al mediodía, el entrenador personal Víctor Franco, miembro del equipo de profesionales de Gold’s Gym, recomienda una actividad con pesas en un tiempo estimado de 40 a 45 minutos.

“El entrenamiento depende de las intensidades. Básicamente se conforma de un trabajo muscular con 4 series y 15 repeticiones. La carga del ejercicio depende del nivel de entrenamiento y del cometido que queremos, ya sea perder peso, acondicionar los músculos o definirlos”, señaló el entrenador.

Franco aclaró que el entrenamiento a mediodía no interfiere con el rendimiento laboral de la persona en las tardes. Por el contrario, una rutina de ejercicios bien planificada y ejecutada no busca el agotamiento físico de la persona sino hacerlo sentir más activo, despejar la mente, y tener la satisfacción de lograr sus objetivos progresivamente.


Información: Nota de Prensa