• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Es una deuda el registro nacional de cardiopatías

Los especialistas señalan que los informes oficiales no discriminan por enfermedades | Foto: Leonardo Noguera

Los especialistas señalan que los informes oficiales no discriminan por enfermedades | Foto: Leonardo Noguera

Advierten que es necesario conocer las estadísticas para planificar políticas preventivas y agilizar la importación de medicamentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ministerio de Salud registró en 2010, año del más reciente anuario de mortalidad publicado, un total de 29.070 personas fallecidas por problemas cardíacos. De acuerdo con el documento, las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en el país, con 21% de los decesos ocurridos en ese periodo.

El presidente de la Sociedad Venezolana de la Hipertensión, Igor Morr, advierte que, pese a esa situación, el despacho de Salud carece de un registro nacional centralizado de pacientes con afecciones cardíacas. Asegura que la data, que era obligatoria hasta hace unos años, pasó a formar parte de los reportes de enfermedades globales.

Rafael Orihuela, ex ministro de Sanidad, considera que el problema se debe a la modificación de la División de Enfermedades Crónicas. Insiste en que el organigrama actual ha desatendido la Dirección de Enfermedades Cardíacas.  

“Las afecciones cardíacas sólo figuran entre los 25 primeros motivos de consulta en la nación”, detalló el ex funcionario, quien precisó que enfermedades como el mal de chagas, las cardiopatías isquémicas, las insuficiencias cardíacas y las miocardiopatías hipertróficas no son discriminadas por el Ejecutivo dentro de los reportes anuales.

Orihuela destaca que es necesario conocer las estadísticas de salud de manera precisa para planificar y orientar eficazmente políticas preventivas.

Considera que los riesgos asociados a la malnutrición, por el excesivo consumo de azúcares y carbohidratos, representan una amenaza para los venezolanos. “En el país no contamos con un registro de pacientes con afecciones cardíacas debido a que el Gobierno mantiene una desconexión con los entes de salud”, dijo. A su juicio, la data existe pero no ha sido recabada ni procesada por el órgano rector de salud.

Confrontación. El ex ministro expuso que las autoridades sanitarias se mantienen en confrontación con las sociedades médicas y los entes que responsables de brindar atención a los pacientes.

Jorge Hontoria, ex director del Hospital Pérez Carreño, manifestó que con un registro integral de pacientes afectados, el Gobierno y los laboratorios podrían agilizar la importación de medicamentos necesarios para combatir los padecimientos cardiovasculares.

Morr señala que en Venezuela sólo existe un subregistro de enfermos que se limita a los centros sanitarios locales. “El ministerio únicamente ofrece información epidemiológica global. El último anuario que tenemos es de hace tres años”.  

A su juicio, la carencia de un registro centralizado es consecuencia de la desvinculación de instituciones como el Seguro Social, Ipasme, los centros hospitalarios adscritos a Min-Salud y al despacho de la Defensa.

Al día

La viceministra de Redes de Salud Colectiva del Ministerio de Salud, Miriam Morales,  dijo que ese despecho no tiene pendiente ningún registro de personas con problemas cardíacos. "En el ministerio tenemos un registro de pacientes con enfermedades crónicas que incluyen la diabetes, hipertensión, VIH y otras enfermedades”, expresó.

Sostiene que en el país hay una red de centros cardiovasculares que aglutina a varios hospitales con capacidad para practicar cirugías asociadas a la afección. “Son 19 centros que funcionan junto con el Cardiológico Infantil y atienden a niños, niñas y jóvenes”, dijo.

Afirmó que el Registro Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes con cardiopatías congénitas está consolidado. Agregó que en Venezuela no hay ninguna demora, deuda o dificultad para atender a esos pacientes.