• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Dilatación: primera de las tres fases del parto

Cuidados antes del embarazo pueden prevenir ciertas malformaciones en el desarrollo del bebé, según experta |Foto: El Comercio |Perú

Cuidados antes del embarazo pueden prevenir ciertas malformaciones en el desarrollo del bebé |Foto: El Comercio |Perú

Es importante que la gestante se encuentre relajada para controlar la tensión y ocurra con rapidez 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La dilatación, que es la primera fase de las tres que tiene el parto, se controla realizando exploraciones vaginales. Las otras dos fases son el denominado expulsivo y, finalmente, alumbramiento.

La dilatación consiste en la desaparición del cuello uterino y en su ensanchamiento progresivo hasta alcanzar un diámetro de aproximadamente diez centímetros, lo que permite el paso del bebé. Para lograr este agrandamiento se producen las contracciones uterinas, que provocan que las fibras musculares del cuello del útero se vayan estirando, reseñó DMedicina.

Para que la dilatación sea lo más rápida posible, es importante que la mujer se encuentre relajada, en la medida de lo posible. Una clave que ayuda a controlar la tensión es la información. Saber a qué se va a enfrentar, cuáles son los pasos y qué es lo que tiene que hacer puede aliviar a la mujer.

Claves más importantes de la dilatación:

Fases

Lo primero es conocer que la dilatación consta de dos fases. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) explica en qué consisten:

Fase latente: en este periodo se tienen contracciones irregulares y se llega hasta los cuatro centímetros de dilatación.

Fase activa: una vez se llegan a estos cuatro centímetros se habla de fase activa y finalizaría al alcanzar los diez centímetros de dilatación. El ritmo de dilatación sería de un centímetro por hora.

Si no hay ninguna complicación, los profesionales sanitarios que atienden a la mujer realizarían exploraciones cada cuatro horas para controlar la dilatación.

Duración

Según la SEGO, no existe una duración promedio para la fase latente. En el caso de la fase activa, si la mujer es primeriza la duración promedio es de ocho horas (no superaría en ningún caso las 18 horas). Si no es primeriza, cinco horas (no pasaría de las 12 horas).

Las contracciones

Nieves Asensio, matrona del Hospital de Manises, explica en esta información que las contracciones son dolorosas, si bien cada mujer las percibe con más o menos intensidad.

El dolor depende de múltiples factores, como los estímulos fisiológicos, psicológicos y socioculturales. Todo ello hace que cada mujer aprecie el dolor y lo afronte de maneras diferentes, con lo que no se puede generalizar.

¿Todas las contracciones favorecen la dilatación?

Existen otro tipo de contracciones llamadas Braxton Hicks, que son las que se tienen a lo largo del embarazo. Como señala Asensio, a veces no es sencillo distinguirlas de las propias del parto. La clave para diferenciarlas es que las contracciones de Braxton Hicks no aumentan de forma constante su duración, intensidad ni frecuencia y no provocan la dilatación del cuello del útero.

¿Cómo ayudan los ejercicios de relajación?

Para evitar este estrés, Asensio apuesta por los ejercicios de relajación. Según la experta, estos permiten relajar los músculos, reducir la ansiedad, aumentar la tranquilidad y seguridad y una mayor distracción de la atención al dolor. Todo ello contribuye a la liberación de oxitocina, esencial para la dilatación.

Lea la información completa aquí