• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Diciembre reta a pacientes con diabetes e hiperinsulinismo

Plato Navideño/   William Dumont

Plato Navideño/ William Dumont

Expertos recomiendan no dejar para enero las medidas para no afectar los valores de azúcar en sangre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Diciembre es un mes retador para quienes tienen enfermedades relacionadas con el consumo de alimentos, como diabetes, hiperinsulinismo, colesterol o triglicéridos altos.

Son pacientes que deben cuidar la dieta. En los platos típicos de este mes abundan los carbohidratos y las grasas, y esos son precisamente las comidas que deben evitar.

Es el caso de Manuela Rodríguez, abogada de 45 años de edad. A mediados de año, su endocrinólogo le advirtió que tenía la glucosa en los niveles máximos. El diagnóstico de hiperinsulinismo la obligó a bajar el consumo de azúcar y harinas y para ello acudió a un nutricionista, que le indicó un régimen alimenticio.

Rodríguez destaca que aunque fue muy responsable con el cumplimiento del protocolo médico durante varios meses, en diciembre se desató. "Es muy difícil mantener una dieta como la que tengo en este mes, las hallacas, el plato navideño, el ponche crema, todo es una tentación", dice. Aunque reconoce que ha comido menos que otros años ("antes desayunaba, almorzaba y cenaba con hallaca, y ahora no", explica), sabe que ha cometido excesos que pueden repercutir en su salud. Por eso, ha pensado tomar algunas medidas esta semana, después de los excesos en Nochebuena: "Sólo comeré el plato navideño completo el 31 de diciembre, los demás días me alimentaré de otra manera, con menos grasas y harinas", indica.

La página web www.sinazucar.com.ve ­dedicada a ofrecer recomendaciones para diabéticos­ publicó un programa de radio digital sobre los cuidados durante la Navidad. Lo primero, señalan, es mantener las horas de las comidas: si la cena es muy tarde, por ejemplo, lo ideal es llevar una merienda para la espera.

También recomiendan servirse porciones pequeñas y regular la ingesta de carbohidratos. No se trata de dejar de comer los platos tradicionales, sino de controlar las cantidades. Es importante, del mismo modo, consumir verduras y frutas para mantener una buena respuesta glicémica. Sobre las bebidas, lo ideal es tomar whisky o vodka, y evitar en lo posible el ponche crema.

En casos de colesterol alto, expertos recomiendan reducir el consumo de grasas saturadas. Se deben evitar los alimentos fritos y regular la ingesta de dulces.

Para pacientes con hipertensión arterial, el Instituto Nacional de Nutrición aconseja comer hallacas con pollo sin hueso y carnes sin grasa. Señalan en su página web que lo ideal es consumir una hallaca diaria. También aseguran que se deben evitar en lo posible los postres, y que se pueden distribuir los alimentos durante el día: el pan de jamón para el desayuno, la hallaca para el almuerzo y la ensalada de gallina para la cena.

Sin excesos. La Fundación Bengoa recomienda en su página web fijarse una rutina de ejercicios con una dieta balanceada e hidratación constante para evitar la secuela de los excesos.

Esta asociación señala que el consumo moderado de los platos no representa riesgo, siempre que no se convierta en una rutina.

"Conviene equilibrar el consumo de las comidas durante los días festivos. Si la cena de Nochebuena o el almuerzo de Navidad van a ser abundantes, las comidas previas deben ser ligeras y con alimentos bajos en calorías como verduras, ensaladas y frutas", señala en un artículo la nutricionista Betty Cantillo, miembro de la fundación.

Expertos de la Fundación Bengoa señalan, además, que los excesos con este tipo de comidas también causan indigestiones, ardor estomacal, acidez, pesadez, flatulencias, inflamación abdominal y digestión lenta. Advierten que el alcohol puede ocasionar problemas gástricos o del páncreas.