• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

¿Desea un abdomen plano?

Se necesita mucha energía, voluntad y una dieta balanceada | Getty Images

Se necesita mucha energía, voluntad y una dieta balanceada | Getty Images

Si quieres que los abdominales se vean bien marcados debes hacer ejercicios con peso. En cambio, si lo que buscas es tonificar el área, tienes que hacer muchas repeticiones del mismo ejercicio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Uno de los mayores mitos que existe sobre el ejercicio es que haciendo cientos de abdominales diarios lograrás tener un vientre plano con los músculos marcados.

“Nada más lejos de la verdad”, dice el entrenador físico certificado, Andrés “Choko” Vázquez, quien ofrece asesoría a través de la página de internetfit911studio.com


El experto advierte que si éste es tu objetivo es necesario buscar la manera de bajar el porcentaje de grasa y eso lo logras al mantener una buena alimentación, hidratarte bien y hacer ejercicio cardiovascular y de pesas para todo el cuerpo.

“Los músculos abdominales son como los demás músculos del cuerpo, tienes que darles descanso para que se recuperen del ejercicio. Tienes que darles al menos un día entre ejercicios”, señala Vázquez, quien enfatiza que si decides comenzar una rutina de ejercicios y tienes condiciones médicas, es importante que obtengas la aprobación de tu médico.

Paso por paso

Al tomar la decisión de cambiar  tu peso y la forma de tu cuerpo, lo primero que uno tiene que hacer es un análisis de tus costumbres en términos de tu manera de comer, lo que acostumbras a ingerir y cuánto ejercicio haces, asegura Vázquez.

“Tienes que comenzar a comer de manera saludable, tomar mucha agua y dejar a un lado la costumbre de ingerir alimentos grasosos y chatarra”, añade.

También debes empezar una rutina de ejercicios cardiovascular de unos 25 a 45 minutos, cinco días a la semana, para que veas un cambio real en el cuerpo.

El experto enfatiza que no es lo mismo lograr “un cambio real que mantenerse saludable”. Pues para mantener la salud, con caminar unos 15 o 20 minutos diarios y alimentarse bien puede ser suficiente. Sin embargo, para lograr un cambio drástico “hay que empujar el cuerpo más allá, hay que comer mucho mejor y hay que hacer ejercicios más fuertes. Hay que ir a otro nivel”, asegura.

Una vez comienzas a dominar el ejercicio y no representa un reto para tu cuerpo, es momento de intensificarlo para seguir viendo cambios en tu cuerpo.

“Desde el principio puedes combinar los ejercicios cardiovasculares como los abdominales que se hacen con pesas moderadas, pero tienes que bajar el porcentaje de grasa corporal para que el abdomen se vea. Eso se logra con la unión de ejercicio y buena alimentación”, menciona Vázquez.

Si quieres que los abdominales se vean bien marcados debes hacer ejercicios con peso. En cambio, si lo que buscas es tonificar el área, tienes que hacer muchas repeticiones del mismo ejercicio.

“Hacer que el abdomen se destaque es más difícil que lograrlo en otros músculos como el bicep o el tricep. Independientemente del género y la edad, lo que sucede es que en esa área se acumula más grasa que en cualquier otra parte del cuerpo. Por ejemplo, las mujeres acumulan mucha grasa en cadera, glúteo y barriga mientras que los hombres en los laterales o ‘love handles’ y en el área abdominal”, explica Vázquez.

Rutina extrema

Una vez dominas una rutina básica de ejercicios, si quieres intentar ejercicios más fuertes, Vázquez recomienda comenzar con un calentamiento de unos diez minutos trotando o caminando a velocidad mediana.

A tu rutina de ejercicios puedes añadir los siguientes dos ejercicios que conocerás a continuación. Primero puedes hacer “crunches”, un ejercicio que puedes hacer boca arriba, con las rodillas flexionadas y la planta de los pies presionando el piso. Para hacer el ejercicio más extremo, toma una pesa entre tus manos con ellas apuntando hacia el techo, sube el torso contrayendo el área abdominal.

“Puedes hacer de ocho a 15 repeticiones, dependiendo de cuanto peso tengas en las manos. Lo ideal es que sean movimientos lentos para que el músculo trabaja mejor”, menciona Vázquez.

Luego corres un minuto o minuto y medio a alta velocidad y regresas a hacer una rutina de lo que se conoce como “flexión de troco lateral” que lo logras de pie, con una pesa en las manos bajándola hacia el lado, mientras contraes el músculo abdominal oblicuo. Haz de ocho a 15 repeticiones de cada lado antes de regresar a la trotadora para correr o caminar a alta velocidad por un espacio de un minuto y medio antes de seguir con tu rutina.

“Estos ejercicios te van a dar mejor condición cardiovascular y fuerza para que el músculo crezca”, asegura Vázquez.