• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Denuncian falta de medicina para el sida

Cambios en el personal del Ministerio de Salud habrían impedido la emisión oportuna de las órdenes de compra del antirretroviral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las denuncias de fallas burocráticas que impiden el suministro oportuno de los medicamentos que requieren quienes viven con VIH/sida son recurrentes, pero en esta oportunidad la situación sería más grave porque se trata del antirretroviral raltegravir (cuya denominación comercial es Isentress), el cual es el único tratamiento efectivo para los afectados por el virus desde hace 10 o más años.
“Se trata de aproximadamente 500 venezolanos que desde hace 3 semanas no reciben el medicamento y están en peligro de empeorar su estado de salud e incluso de morir”, denunció Feliciano Reyna, director de Acción Solidaria.
Reyna explicó que el raltegravir combate el proceso de infección de la célula CD4 y funciona como una terapia de rescate, es decir, la que se requiere cuando la persona ha desarrollado resistencia a tratamientos con otro tipo de antirretrovirales.
El director de Acción Solidaria recordó que el Ministerio de Salud es el único que compra y distribuye los antirretrovirales para el tratamiento del VIH/sida y es la primera vez que falla el suministro del raltegravir, por lo cual no bastaría que el que lo necesita contara con los 4.000 bolívares que cuesta la presentación del medicamento, que alcanza para un mes de tratamiento.
“Hay casos verdaderamente angustiantes, como el de una persona que además de VIH tiene cáncer y lleva una semana sin poder tomar el raltegravir. Por eso hacemos un llamado urgente a la ministra de Salud, Eugenia Sader, para que se agilicen los trámites correspondientes para la adquisición y distribución del medicamento. No se puede poner en riesgo la vida de quienes viven con VIH por ineficiencia de los organismos y funcionarios encargados del suministro oportuno de las medicinas que requieren”, dijo Reyna.
El activista indicó que la directora nacional del Programa VIH/sida, Daisy Matos, habría explicado informalmente que la irregularidad obedece a cambios en el personal del Ministerio de Salud encargado de emitir las órdenes de compra del raltegravir. No fue posible obtener la versión de la funcionaria, a pesar de los esfuerzos realizados para contactarla telefónicamente.