• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Controlar la presión arterial evitaría muertes por hipertensión

De acuerdo con la OMS afecta a 1.000 millones de personas en el mundo |Foto: Archivo

De acuerdo con la OMS afecta a 1.000 millones de personas en el mundo |Foto: Archivo

El estudio SPRINT reveló que al mantener la tensión en 120 mmHg, se redujo la tasa de incidentes cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y mortalidad en personas de 50 años o más

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica, caracterizada por un incremento significativo de la presión sanguínea en las arterias y que ataca a hombres y mujeres por igual. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a 1.000 millones de personas en el mundo y puede provocar infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

Para contribuir con la salud y bienestar de los ciudadanos, Laboratorios Nolver lleva a cabo una campaña informativa que tiene como objetivo educar a la población en cuanto a la prevención y abordaje de las enfermedades cardiovasculares, que actualmente se consideran la primera causa de muerte en nuestro país y el mundo entero.

En este sentido, el cardiólogo e internista Carlos Ponte, expresó que hay una base genética que condiciona a una susceptibilidad de la patología, sumado a factores ambientales como una dieta alta en sal, bajo consumo de frutas y vegetales, alto contenido de grasas saturadas, alcoholismo, tabaquismo y sedentarismo.

“Estos factores ambientales han ocasionado que hoy en día estemos viendo con mucha preocupación una alta incidencia de la patología en niños y adolescentes, debido al sedentarismo, a la inadecuada alimentación y a la obesidad. En Venezuela, particularmente, el estrés psicosocial es una causa muy importante de hipertensión arterial”, comentó.

Tradicionalmente, se le conoce a la hipertensión arterial como “El enemigo silencioso”, por ser una afección asintomática. Por esta razón, el especialista enfatizó en la importancia de mantener valores de presión arterial por debajo de 130/90 mmHg. Debido a que las consecuencias de la patología sin control pueden derivar en infarto al miocardio, angina de pecho, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, ictus o accidente cerebro vascular. 

El doctor Ponte recalcó la importancia de realizar la medición de la presión arterial al menos dos veces al año, al llegar a la edad adulta. La mejor manera de hacerlo es tomar las medidas a diferentes horas un mismo día. Si el nivel resulta ser mayor de 140/90 mmHg, debe acudir a un especialista para definir el diagnóstico del paciente.

Control

“El mejor tratamiento es aquél que controle las cifras de presión arterial y reduzca el riesgo de complicaciones con la menor frecuencia de efectos secundarios. Es importante destacar que la terapia debe ser de por vida”, expresó el especialista.

Por último, el doctor expuso que la prevención y el tratamiento de la  hipertensión arterial implican obligatoriamente mantener una alimentación sana, baja en sal y grasas saturadas, con alto consumo de frutas y vegetales, reducir el consumo de alcohol, no fumar y hacer ejercicio al menos 5 días a la semana.

Investigación

El estudio de Intervención de la Presión Arterial Sistólica (SPRINT, por sus siglas en inglés) reveló que al lograr mantener la presión arterial sistólica en 120 mmHg, se redujo casi un tercio la tasa de incidentes cardiovasculares y accidente cerebrovascular; mientras que el riesgo de muerte disminuyó a una cuarta parte, en comparación con quienes registraron niveles de 140 mm Hg.

SPRINT es el estudio más grande de su tipo realizado hasta la fecha en el que se examina cómo el control de la presión arterial sistólica a un nivel inferior al recomendado actualmente impactaría las enfermedades cardiovasculares y renales. La población tomada como muestra es de más de 9.300 participantes de 50 años de edad en adelante.

Según los investigadores, tomar medidas terapéuticas para mantener la presión sistólica 120 mm Hg, podría ayudar a salvar vidas entre los adultos de 50 años o más que tienen una combinación de hipertensión arterial y por lo menos otro factor de riesgo de enfermedades del corazón.


Información: Nota de Prensa