• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Contar los carbohidratos facilita el control glicémico de diabéticos

Relación del tipo de alimento con el nivel de azúcar en la sangre |Foto: Archivo

Relación del tipo de alimento con el nivel de azúcar en la sangre |Foto: Archivo

Mejores hábitos alimenticios y de adaptación ante situaciones imprevistas son algunas de las ventajas al equilibrar la cantidad de alimentos ingeridos con las dosis de insulina  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el tratamiento del paciente con diabetes se busca mantener la glicemia (azúcar en la sangre) lo más cercano a lo normal la mayor parte del día. Para lograr este objetivo se promueve una alimentación balanceada, realizar actividad física y el uso de medicamentos, entre ellos la administración de insulina.

Para alcanzar un control eficiente y un uso racional de la insulina, se requiere que las personas con diabetes conozcan la influencia de los diferentes tipos de alimentos en su organismo, especialmente los carbohidratos. Así expresó la doctora Joalice Villalobos en su ponencia “Contando Carbohidratos con nuestros Pacientes”, realizada en el marco de los encuentros intercapitulares de la Sociedad Venezolana de Endocrinología y Metabolismo, que se llevaron a cabo con el apoyo de Novo Nordisk, laboratorio líder mundial en el cuidado de la diabetes.

La endocrinóloga pediatra explicó que el método de conteo de carbohidratos, es una forma de planificar las comidas, cuyo objetivo es alcanzar el equilibrio en el control de las glicemias, con el aporte de estos nutrientes y las dosis de insulina. Los carbohidratos tienen el mayor efecto sobre el azúcar en la sangre y son una parte importante de la dieta porque es una fuente de energía para el cuerpo.

De acuerdo con Villalobos el método es recomendado para personas con diabetes que requieren un esquema intensivo de aplicación de insulina y chequean su glicemia varias veces al día.

“El objetivo es que la persona aprenda a vivir con la diabetes de la mejor manera”, resaltó.

Desmontando mitos             

En su ponencia la doctora Villalobos aclaró aspectos del método de conteo que han tenido interpretaciones erróneas, entre ellos están:

  • El conteo de carbohidratos estimula malos hábitos de alimentación. Todo lo contrario. Al entender el paciente un poco más de la composición de los alimentos selecciona mejor las porciones de cada alimento,  le permite darse cuenta que hay comidas mal llamadas de “dieta” que a veces contienen más carbohidratos de lo que creía y es capaz de modificar su tratamiento en situaciones no habituales, como por ejemplo reuniones sociales o cambios de horario.
  • Se utiliza más insulina. Se aplica la insulina necesaria por los alimentos consumidos. Incluso al estar en régimen para perder peso, al disminuirse las porciones de alimentos se disminuye la insulina.
  • Se estimula el agotamiento de la reserva pancreática de insulina. El uso precoz e intensivo de insulina  se ha asociado a protección de la célula Beta (productora de insulina) y a una mejor evolución de la diabetes.
  • Aumenta de peso. Lo que aumenta de peso es el consumo de alimentos por encima de las necesidades, al igual que la persona que no tiene diabetes.
  • Todas las personas con diabetes deben consumir tres comidas y tres meriendas. Es una recomendación cuando se utiliza insulina NPH y Regular, las cuales por su mecanismo de acción tienen mayor riesgo de hipoglicemias, siendo necesario realizar varias meriendas. Con el desarrollo de los análogos de insulina, se administra una insulina de acción prolongada una vez al día, y una dosis de insulina de acción rápida con cada comida, por lo general  3 o 4 veces al día.
  • Dependiendo de la dosis de insulina se coloca el plan de alimentación. Al contrario, el tipo y las dosis de insulina se adaptan a las necesidades y el estilo de vida del paciente. No hay mucha o poca insulina, se utiliza la necesaria.

Hormona intermediaria

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece debido a una deficiencia absoluta o relativa de insulina, la hormona que facilita el paso de la glucosa proveniente de los alimentos a las células, para que el cuerpo tenga energía. En el caso de los pacientes con diabetes tipo 1 se requiere desde el principio múltiples dosis de insulina al día, para imitar lo que fisiológicamente hace un páncreas normal.

Para pacientes con diabetes tipo 2 la insulina se puede usar al principio o varios años después de su inicio. “Las necesidades de insulina de un individuo a otro varían ampliamente, por lo que se debe personalizar. Cada paciente tiene una sensibilidad particular a la insulina”, resaltó Villalobos.


Información: Nota de Prensa