• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Consejos para evitar la ansiedad por los fuegos artificiales

El estruendo de los cohetes causa angustia en los perros. Algunos incluso presentan alteraciones de salud

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los nervios aumentan en las mascotas durante las festividades decembrinas.

La causa: los fuegos artificiales. Es común que los perros sientan ansiedad frente al estruendo de los cohetes que anuncian el nacimiento del Niño Jesús o la llegada del Año Nuevo, pues los caninos tienen el sentido auditivo mucho más desarrollado que los humanos. Por eso detectan amenazas antes que sus propietarios. El ruido emitido por los cohetes lo escuchan cuatro veces más fuerte que las personas. Como consecuencia, se asustan.

Las formas en la que expresan su miedo son variadas. Los perros más sosegados tiemblan y se esconden. Por lo general, toman los muebles como refugio. Los más nerviosos presentan múltiples reacciones que modifican su comportamiento y en algunas ocasiones su salud. "Pueden tener colapsos cardíacos, convulsiones o crisis de pánico", asegura Carolina Tosta, médico veterinario. Si el perro es epiléptico es probable que sufra un ataque al escuchar los fuegos artificiales.

El temor causa también respuestas instintivas. La mayoría de las mascotas corre e intenta huir del lugar. Muchos se escapan y ponen en riesgo su vida, pues se exponen a peligros externos, como ser atropellados por un carro.

Existen casos en los que la mascota adopta una actitud violenta que representa una amenaza para él y para quienes están a su alrededor. Tosta explica que actúan de esa forma porque buscan defender su propiedad y a su familia.

Aunque no se puede evitar que las personas lancen fuegos artificiales, hay distintas formas de ayudar a la mascota. Tosta afirma que la única manera de prevenir las reacciones nerviosas del canino es someterlo a terapia de ruido cuando está pequeño. Es decir, exponerlo a sonidos fuertes, de esa manera, el animal no se altera al escuchar estruendos.

Si su mascota es adulta no se puede eliminar el miedo a los fuegos artificiales. Sin embargo, hay técnicas que ayudan a calmar los nervios y evitar que el animal se angustie.

Preparar un lugar amigable. Lo ideal es que el perro tenga un refugio propio donde se sienta cómodo. El propietario debe garantizar que su mascota cuente con un espacio que le sirva todo el año, no solo para resguardarlo de los fuegos artificiales. Puede ser una casa, un kennel o una zona en el hogar.

Es importante que sea seguro y que no se encuentre cerca del mobiliario ni de otros objetos que el perro pueda dañar. Tosta recomienda colocar sus juguetes, su comida y toallas en ese lugar durante las festividades. También se puede poner música suave para que el animal se relaje.

Lo preferible es que el perro esté en el interior de la casa. Así se evita que corra y se escape. También se deben mantener las puertas y cortinas cerradas. Tosta dice que el baño es una buena opción para ubicarlo. Por lo general, ese espacio del hogar aísla un poco los sonidos. Además, no hay ventanas por donde se cuele el resplandor de los cohetes. Otra buena idea es mantener la radio y el televisor encendidos, pues las imágenes y el sonido que emiten distraen al animal de lo que sucede afuera.

En caso de que no haya un lugar seguro en la casa, hay centros en los que ofrecen ese servicio. Es el caso de la Clínica Veterinaria Los Campitos.

Eleazar Pineda, médico veterinario que ejerce allí, explica que cuentan con una zona a la que llaman "la silenciosa", porque fue creada para aislar en gran medida los ruidos fuertes del exterior. Allí colocan a los caninos pequeños durante las festividades.

Medicar. Hay mascotas que no se pueden mantener dentro del hogar. Algunas son de gran tamaño y requieren mayor espacio. Otras dañan los muebles o son muy agresivas. También hay propietarios que dejan a las mascotas solas en la casa. Cuando esos casos se presentan lo recomendable es que se le administre un sedante al animal para que descanse y no sienta la estridencia de los fuegos artificiales.

Es importante que lleve al can al veterinario para que determine si necesita ingerir algún medicamento. No todos los perros requieren de sedantes.

"Algunas mascotas reaccionan de manera pasiva a los nervios. Solo se recomienda dar medicamentos si el animal puede hacerse daño a sí mismo", explica Tosta.

El propietario no debe medicar sin consentimiento de un experto. Existen múltiples sustancias y el veterinario determinará cuál es la más adecuada.

En la mayoría de los casos se prescriben pastillas para que el dueño se la dé en el hogar.

Lo que no debe hacer. Los cariños a las mascotas están prohibidos en estos casos. Cuando se alteran tienden a temblar o a buscar el contacto de su dueño. Hay quienes intentan calmar la ansiedad al cargarlos, hablarles de manera suave o acariciarlos. Eso es un error. En lugar de perder el miedo, el comportamiento nervioso del animal aumenta. Tosta explica que las atenciones a la mascota son una forma de felicitarlo. "El animal piensa que es correcta la actitud que adopta. Como consecuencia, se confunde más", alerta.


Mitos

Se piensa que llevar al perro a hacer ejercicios durante el día ayuda, porque el perro regresará cansado y no se molestará por el ruido que las fiestas puedan ocasionar. Sin embargo, Carolina Tosta, médico veterinario, asegura que la técnica no funciona. Los ejercicios ayudan a vencer la ansiedad en general, pero el temor que les producen los ruidos fuertes no disminuye con actividad física. Eleazar Pineda, médico veterinario, argumenta que aun cuando la mascota esté agotada por los ejercicios estará atenta, por lo tanto los ruidos igual le causarán ansiedad.


Señas

Clínica de servicios veterinarios Los Chorros

Carolina Tosta @carotosta

Quinta Vertorelli, avenida principal de Los Chorros

Teléfono: (0212) 235 1465


Clínica veterinaria

Los Campitos

Avenida Ruta central, quinta Veterinario.

Los Campitos

Teléfono: (0212) 977 1650

www.vuurman.com