• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Consejos para "encender" el ánimo y enfrentar la depresión de Año Viejo

Tristezas y depresiones pueden aparecer o intensificarse al despedir el Año Viejo / Internet

Tristezas y depresiones pueden aparecer o intensificarse al despedir el Año Viejo / Internet

Enfocarse en lo positivo y no en lo negativo y buscar soporte emocional y/o profesional cuando se requiera son recomendaciones para pasarla mejor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Navidad, el fin de año y la inminencia de un año nuevo  pueden desencadenar tristezas y nostalgias de acuerdo con el significado que le dan algunas personas a estas fechas de disfrute y reunión familiar. 

“Es un estado que se reduce a que hay un sentido de pérdida o de ausencia de situaciones, personas o circunstancias. Y la alegría del otro en Navidad duele mucho, bien por la ausencia de la pareja, la muerte de un familiar o  alguien que ya no está”, afirma la psiquiatra Franca Caterina, al ser consultada sobre los bajones del ánimo que pueden presentarse en los últimos días del año.

El balance personal al estilo de la canción del Año Viejo también puede afectar el ánimo, más si predominan acontecimientos negativos en lo personal o familiar y metas no concretadas. “Pareciera que las campanadas de las 12 de la noche me van a recordar que no lo hice”, apunta Caterina.

Las limitaciones económicas y la crisis del país también pueden conspirar contra el disfrute de la época, al considerar que no se tienen los recursos para un disfrute como se aspiraba o anticipar las dificultades que traerá el año venidero.

Enfrentar los duelos y buscar soporte emocional y/o profesional cuando se requiera son recomendaciones para pasarla mejor.  También funciona recordar lo positivo de quienes ya no están, enfocarse en lo logrado en el año y pensar en  lo que no se concretó sólo para planteárselo como meta, según aconseja la especialista.

Importante es recordar que se termina un año, no la vida; y que el calendario nos regalará otros 365 días con nuevas oportunidades para hacer los cambios y ajustes necesarios para mejorar la calidad de vida, añade.

Las personas que hayan sido diagnosticadas previamente de depresión y estén medicadas contra este trastorno del ánimo no deben omitir su medicación, ya que la Navidad y el Fin de Año son fechas propicias para que se produzcan recaídas. De ahí la importancia de mantener el control y seguimiento con el especialista.

 Baja el sol, sube la depresión

En los países que tienen invierno se presenta el trastorno afectivo estacional, un tipo de depresión asociada a la falta de luz durante estos meses. Y es que la exposición solar regula los niveles de dos hormonas, la melatonina y la serotonina, cruciales para el estado anímico y cuya concentración disminuye justamente durante el invierno, por lo que algunas personas pueden presentar cuadros depresivos asociados solamente con este hecho.