• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Combinar la actividad física y la computación mantiene la buena memoria

Imagen cortesía de SXC.hu

Imagen cortesía de SXC.hu

Expertos consideran que es fundamental indagar más en el tema para desarrollar programas que apunten a mantener la salud cerebral de las personas en la tercera edad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La computadora y la actividad física forman un combo muy efectivo para evitar la pérdida de memoria.

Una investigación realizada por la Clínica Mayo (Estados Unidos) encontró que hacer ejercicio moderado y aprovechar la computadora para realizar acciones mentalmente estimulantes disminuyen fuertemente la pérdida de memoria que viene con la edad.

El psiquiatra Yonas Geda, uno de los investigadores, subraya que en vista del aumento en la expectativa de vida es importante encontrar formas de prevenir el deterioro cognitivo. ″Como el uso de la computadora es cada vez más común en las personas de todas las edades, es importante examinar como se la puede aprovechar para prevenir la pérdida de memoria y las demencias″, considera.

Un mundo virtual para el cerebro. Geda explica que se sabe por estudios previos de la importancia de mantener en forma el cuerpo y la mente para conservar las funciones cognitivas, pero su investigación se enfocó en dilucidar la eficacia de la combinación del ejercicio físico y las actividades en la computadora para mantener un cerebro joven.

El nuevo estudio se realizó con 926 personas de 70 a 93 años de edad que completaron un cuestionario sobre sus hábitos de vida, especialmente sobre la actividad física que realizaban, el tiempo que pasaban frente a la computadora y que labores hacían con ella. A su vez, Geda les hizo una serie de pruebas cognitivas para registrar su salud cerebral.

La actividad física moderada incluyó caminar, hacer aerobics, entrenamiento de fuerza, golf, natación, tenis, yoga, artes marciales y levantamiento de pesas. Las actividades mentales estimulantes abarcaron, por ejemplo, leer, hacer manualidades, usar la computadora, jugar videojuegos, tocar un instrumento, practicar una actividad artística, tener una vida social y mirar poca televisión. De todas esas actividades, usar la computadora fue por mucho la más realizada.

Geda notó que el 20,1% de las personas que hacían poca actividad física y no usaban la computadora tenían funciones cognitivas normales mientras que el 37,6% mostró signos de impedimento cognitivo leve. Por el contrario, el 36% de los voluntarios que hacían ejercicio físico y pasaban un buen rato frente a la computadora mantuvo funciones cognitivas adecuadas y solo el 18,3% desarrolló impedimento cognitivo leve.

El experto considera que es fundamental indagar más en el tema para desarrollar programas que apunten a mantener la salud cerebral de las personas en la tercera edad.