• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Claves para mejorar la salud bucal en pacientes oncológicos

La salud dental y la apariencia de los dientes pueden llegar a convertirse en una obsesión. | Foto: BBC Mundo

La salud dental y la apariencia de los dientes pueden llegar a convertirse en una obsesión. | Foto: BBC Mundo

La especialista en medicina bucal, Daniela Porras, señaló que las infecciones orales (caries, gingivitis, entre otros), pueden ser el punto de partida de futuras alteraciones sistémicas letales, razón por la cual se recomienda realizar tratamientos odontológicos previos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los pacientes oncológicos, son sometidos a tratamientos de quimioterapia (QT) y radioterapia (RT), en ambos escenarios los efectos secundarios suelen ser muy agresivos y sus efectos tóxicos a menudo comprometen su salud bucal. La prevención de enfermedades dentro y fuera de la cavidad bucal, es de suma importancia, y los pacientes oncológicos deben tener consideraciones especiales. 

El médico bucal es el especialista capacitado para los cuidados, diagnósticos y tratamientos no quirúrgicos de patologías médicas que afectan la cavidad bucal y que van más allá de los tratamientos tradicionales de dientes y encías. Es por ello que la participación de este especialista en la evaluación de todo paciente oncológico se recomienda antes, durante y después del tratamiento, para una atención preventiva, terapéutica, paliativa y rehabilitadora, con el fin de reducir al mínimo el riesgo de complicaciones bucales y sistémicas en la terapia oncológica, independientemente del tipo de cáncer que el paciente padezca, siendo los de mayor cuidado aquellos con diagnósticos de cáncer en cabeza y cuello por ser zonas más cercanas a la cavidad bucal.

La doctora Daniela Porras, especialista en medicina bucal, señaló que las infecciones orales (caries, gingivitis, entre otros), pueden ser el punto de partida de futuras alteraciones sistémicas letales, razón por la cual se recomienda realizar tratamientos odontológicos previos al oncológico, para eliminarlas o al menos reducir su incidencia.

Durante el tratamiento, el control periodontal es muy importante, debido  a que la boca es la principal vía de entrada de microorganismos y puede producirse una septicemia. Es en este punto cuando se tratan las lesiones o patologías orales que puedan surgir como consecuencia de la terapia antineoplásica.

Una vez finalizado el tratamiento oncológico se debe controlar periódicamente la eficacia de las medidas de higiene oral establecidas y controlar el estado de salud bucal del paciente. En esta etapa, realizar una radiografía cada seis meses, es lo más recomendado.

La frecuencia con que se presentan las complicaciones orales depende de múltiples factores, entre ellos, el tratamiento aplicado para el cáncer, la dosis de radiación, la QT usada y la cirugía oncológica. En el caso del cáncer de cabeza y el cuello, las complicaciones pueden dividirse en: complicaciones precoces o agudas que ocurren durante la terapia, mientras que las complicaciones tardías o crónicas se presentan al finalizar la misma. La Dra. Porras, afirma que resulta fundamental contar con la terapia y evaluación oral antes, durante y después del proceso, ya que este afecta la planificación del posible tratamiento dental, su priorización y el momento oportuno para iniciarlo.

El paciente oncológico una vez diagnosticado y en vías de lograr un mejor y efectivo resultado de los tratamientos a sucederle, requiere de una atención minuciosa e integral con un enfoque multidisciplinario (oncólogos, médicos bucales, patólogos, cirujanos plásticos, cirujanos y protésicos buco-máxilo-faciales, nutricionistas, enfermeras, odontólogos, higienistas, psicólogos, trabajadores sociales y fisioterapeutas), el cual garantizará un mejor resultado del mismo, reflejado en la calidad de vida del paciente.

 

Información: Nota de Prensa