• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Clausura de clínicas no frenó práctica ilegal de medicina estética

Algunas mujeres hacen caso omiso a las advertencias sobre procedimientos y tratamientos estéticos ilegales | William Dumont

Algunas mujeres hacen caso omiso a las advertencias sobre procedimientos y tratamientos estéticos ilegales | William Dumont

Un total de 19 personas que practican intervenciones ilegales, usan sustancias prohibidas o introducen en el país materiales ilegales fueron denunciadas en el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria. Víctimas exigen a Ministerio de Salud más controles a establecimientos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El fallecimiento de una mujer la semana pasada como consecuencia de una liposucción realizada en un edificio de oficinas en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes y la muerte de otras cuatro personas en circunstancias similares este año, no han frenado la práctica de intervenciones quirúrgicas clandestinas o el uso de sustancias nocivas para la salud con fines supuestamente estéticos.

Pese a que luego de los hechos se han anunciado allanamientos y cierres de locales, la práctica ilegal de la Medicina sigue ejecutándose.

Ayer, tres mujeres aguardaban turno para aplicarse tratamientos de relleno con biopolímeros en una improvisada sala de espera de una oficina habilitada como clínica en la calle El Carmen de Los Dos Caminos. El establecimiento, que anuncia aumento de glúteos, operaciones de hernias y otros servicios en Internet, es uno de los múltiples locales identificados como unidades de cirugía ambulatoria en los que se usan productos o se realizan procedimientos que contravienen las leyes venezolanas.

Taylee Castellanos, promotora de la campaña No a los Biopolímeros, señaló que desde que abrió el blog junto a otras afectadas, en 2010, ha recibido 2.500 denuncias relacionadas con la práctica ilegal de la medicina, especialmente con la inyección de las referidas sustancias. La comunicadora social recalcó que 15% de las víctimas son hombres.

“Muchas de las denuncias indican que quienes inyectaron a las afectadas siguen haciéndolo. Es horrible. Pareciera que se tiene que morir alguien importante para que puedan hacernos caso. Estamos indignadas porque la personas que inyectan aún están libres. Con el caso Queipo, la médico que la operó fue presa inmediatamente. Creo que debe haber un trato por igual. Este es un problema de salud pública”, afirmó.

Castellanos indicó que el grupo solicitó al Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria la fiscalización de los establecimientos para evitar más víctimas. Recordó que en julio pasado, Divis Antúnez, director de esa dependencia del Ministerio de Salud, prometió una nueva resolución para controlar definitivamente el problema. Sin embargo, aún no ha habido posición oficial al respecto.

“La mejor publicidad que existe de los biopolímeros es la de la amiga que luce muy bien y que dice que a ella no le ha pasado nada. Luego recomienda a quien se lo inyectó y la persona acude allí”, expresó.

Dijo que solicitarán al Ejecutivo nacional la creación de un decreto que obligue a las empresas aseguradoras a costear los gastos de extracción de biopolímeros, por tratarse de un problema de salud.

“Esto ya no es una intervención estética. Se trata de salvar la vida. Queremos que se haga un protocolo o plan de acción para las afectadas para que el Estado les garantice las extracciones, como pasó con las prótesis PIP”, agregó.

Clausuradas

Después de la muerte de una mujer en la Clínica San Felipe, localizada en el piso 2 del edificio Ítaca en Las Mercedes, funcionarios del Ministerio de Salud y la Alcaldía de Baruta han inspeccionado la desvencijada estructura varias veces. Los trabajadores señalaron que el tránsito de personas mermó con la acción ejecutada por el Ministerio de Salud el pasado 21 de noviembre.

Uno de los empleados del lugar aseguró que hace tres meses corrió el rumor de la muerte de una persona, pero no fue denunciada a las autoridades. El hecho elevaría el número de decesos en ese sitio a tres víctimas desde 2007.

La situación se repite en el Centro Médico Platinum, que está ubicado en la avenida Río de Janeiro, donde fue operada la fallecida magistrada Ninoska Queipo.

19 denuncias

El pasado 30 de octubre, un grupo de afectadas por inyecciones con biopolímeros consignó en el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria del Ministerio de Salud una lista con los nombres y direcciones de 19 personas que inyectan biopolímeros o están implicadas en la fabricación, distribución y/o venta de productos para tratamientos estéticos sin permiso sanitario, como implantes mamarios y de glúteos, entre otros.

Varios están señalados por el contrabando de materiales desde Colombia y por la organización de cursos para esteticistas sin los permisos de ley. La mayoría de los denunciados opera en sectores como El Marqués, Los Samanes, El Paraíso, Sabana Grande, avenida Andrés Bello, Candelaria y El Hatillo, en Caracas. También figuran direcciones de distribuidores en Porlamar, Lechería y Valencia.

El lunes, la fiscal general Luisa Ortega Díaz anunció que en los próximos días realizarían 15 allanamientos a establecimientos ilegales en los que operaban a pacientes. Indicó, además, que el Ministerio Público confiscó 2 contenedores que contenían prótesis reutilizadas, en San Agustín del Sur.

La cifra

5 mujeres han muerto en 2012 por cirugías no permitidas. Contraloría Sanitaria recibió 50 denuncias sobre tratamientos de medicina estética.