• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Cirugías cardíacas sin dolor son una realidad en Venezuela

Hospital Universitario de Caracas/Henry Delgado

Hospital Universitario de Caracas / Henry Delgado

Entre los beneficios que tiene esta técnica se encuentra que los pacientes pueden retornar a sus actividades laborales y cotidianas en un máximo de 15 días

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cirugía cardiovascular mínimamente invasiva es una técnica novedosa que se comenzó a aplicar en el año 2011 en el país por la necesidad imperiosa de reducir el dolor posterior a una cirugía cardíaca. El cirujano cardiovascular, Giambattista La Forgia, explicó los beneficios de esta práctica, durante las jornadas de la fundación Ascardio.

“Surgió la inquietud de realizar estas cirugías con heridas muy pequeñas, de 5 centímetros en el tórax, a diferencia de la convencional que es a través del esternón. Con esta cirugía mínimamente invasiva se pueden realizar reemplazos valvulares, mitrales o reemplazos valvulares aórticos y  tratamiento de la válvula intracardíaca mediante vías de abordaje que permiten disminuir el dolor”, explicó el cirujano.

Aseguró el especialista que los pacientes pueden retornar a sus actividades laborales y cotidianas en un máximo de 15 días. Asimismo, afirmó que este tipo de cirugía es comparable con la cirugía convencional, pues reduce el dolor y además aporta otros beneficios como la disminución del porcentaje del mínimo de transfusiones.

Según La Forgia, el costo de una cirugía mínimamente invasiva es exactamente el mismo que el de una cirugía convencional, sin embargo hay que adquirir instrumentos especiales. Para practicarla se utilizan unas pinzas un poco más largas para poder acceder al corazón a través de pequeñas heridas. En hospitales públicos no deben tener ningún costo, y en las clínicas, los seguros deberían cubrir este gasto.

Al referirse a la unidad del Pérez Carreño, el cirujano comenta que el área de Cardiología  fue renovada con equipos y personal especializado para desarrollar cirugías de innovación, como la del reemplazo de la válvula transcateter, sin necesidad de abrir el esternón. “Es un tipo de cirugía seleccionada para pacientes de muy alto riesgo, debido al costo de la misma. Las válvulas transcateter son carísimas y por eso tenemos algunas limitaciones”, informó.

El especialista aseguró que las colas de pacientes en los hospitales públicos son elevadas, por eso se debe multiplicar esta experiencia de Ascardio para no concentrar todo en Caracas. Además, indicó que cada estado debe tener, por lo menos, un centro de referencia para realizar su experiencia en cirugía cardíaca.

Anualmente en el país se realizan 3.000 cirugías extracorpóreas, como también son calificadas estas operaciones mínimamente invasivas.


El Dato

En Venezuela aún no se ha realizado la primera cirugía cardíaca robótica, pero el Hospital Universitario de Caracas ya cuenta con un robot.