• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Bebés prematuros podrían necesitar un refuerzo de vitamina D

Madre sostiene a su bebé en las manos / Reuters

Madre sostiene a su bebé en las manos / Reuters

En especial los que nacen con menos de 27 semanas de gestación o menos de 1 Kilogramo y múltiples complicaciones de salud, tienen alto riesgo de raquitismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las nuevas guías de la Academia Estadounidense de Pediatría sobre los requerimientos de calcio y vitamina D de los prematuros indican que cuando los bebés pesan unos 1,8 kg, necesitan la misma cantidad de vitamina D que los bebés a término (unas 400 UI diarias).Los bebés prematuros tienen alto riesgo de pérdida de masa ósea, "principalmente por la dificultad para incluir suficiente calcio y fósforo en la dieta", explicó por correo electrónico el doctor Steven A. Abrams, de Baylor College of Medicine, Houston, Texas, e integrante de la Comisión de Nutrición de la academia.

Consideró importante controlar los índices bioquímicos y administrarles los niveles adecuados de calcio, fósforo y vitamina D, y las nuevas guías publicadas en Pediatrics "aconsejan" cómo hacerlo.

La Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas acaba de difundir sus guías de nutrición enteral para los bebés prematuros, pero éstas son las primeras guías estadounidenses para esa población infantil, según publica el equipo de Abrams.

Los autores destacan que los bebés prematuros, en especial los que nacen con menos de 27 semanas de gestación o menos de 1 Kilogramo y múltiples complicaciones de salud, tienen alto riesgo de raquitismo.

Para los bebés que nacen con menos de 1,5 kilos se recomienda controlar el estado mineral óseo mediante análisis bioquímicos. Ante valores de fosfatasa alcalina en sangre superiores a 800-1000 UI/L o signos clínicos de fractura, se debería realizar una pesquisa radiológica para descartar el raquitismo.

Se deberían controlar, y quizás suplementar, a los bebés con bajo fósforo en sangre de manera persistente.

El manejo de rutina, en especial aquellos que nacen con

Cuando los bebés superan los 1,5 kilogramos de peso y toleran la alimentación enteral completa, el consumo de vitamina D debería ser de 400 UI/día hasta no más de 1000 UI/día.

A pesar de estas recomendaciones, la comisión advierte que "este informe no fija un único curso terapéutico ni el estándar de la atención. Las características de cada caso podrían determinar algunas variaciones".