• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Alcohol y Año Nuevo: Conozca cuáles son las bebidas más calóricas

Un trago de Cosmopolitan puede aportar más de 600 calorías / Foto Internet

Un trago de Cosmopolitan puede aportar más de 600 calorías / Foto Internet

El secreto está en ingerirlas con moderación para que no afecten su peso o su salud cardiaca o digestiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todo en exceso es malo. Si está cuidando su peso por condiciones de salud específicas o por razones estéticas, debe conocer cuáles son las bebidas alcohólicas que proporcionan más calorías al organismo, a fin de evitarlas o disminuir su consumo

Un informe de la Universidad de Granada reveló que el anís aporta 297 kilocalorías por cada 100 mililitros. Los atractivos rones, la ginebra y el whisky le siguen con 244 kilocalorías. El coñac también suma 243 kilocalorías por cada 100 mililitros ingeridos.

En lo que respecta a los vinos, encabezan la lista los más dulces, con 149 kilocalorías seguidos de los blancos c0n 79 calorías y los tintos con 74 kilocalorías.

La sidra, utilizada tradicionalmente en el brindis de año nuevo aporta 40 kilocalorías por cada 100 mililitros y la cerveza también figura entre las bebidas menos kilocalóricas, con 45 kilocalorías suministradas.

El ponche crema comercial puede aportar 160 calorías en un trago, mientras que el de preparación casera suma alrededor de 200 calorías.

Como siempre, el secreto está en la moderación. Aunque la cerveza aporte menos calorías al organismo que el whisky, si la persona se toma 10 cervezas estaría duplicando la cantidad de kilocalorías que obtiene con un vaso de whisky y además irritando el estómago y elevando la presión arterial.

Debe recordarse también que a los cócteles tipo cuba Libre, tinto de verano, piña colada, margaritas, entre otros, hay que sumarles las calorías añadidas en los complementos de la bebida, tales como refrescos, granadina, jugo de piña y azucares, por lo que un solo vaso podría aportar más de 600 kilocalorías. Lo recomendable en estos casos es prepararlos con edulcorantes y si deben ser mezclados con algún tipo de refresco, utilizar las versiones light.

Estómago en la mira

Aparte de los kilos de más que puede agregar una noche de copas, pueden surgir o resurgir males estomacales con la ingesta excesiva de licor.

Enfermedades como la hepatitis alcohólica, gastritis, esofagitis y úlceras suelen reflejar abusos del paladar comunes en diciembre como la  ingesta desmedida de alcohol y comidas de difícil digestión o “bombas”.

Como lo afirma la especialista en Gastroenterología, Yajaira Sierra, para el estómago no hay bebidas mejores que otras. Una sola copa de vino puede causar mucha acidez en estómagos sensibles. “En este caso, hay que considerar más la cantidad de lo ingerido que la calidad de lo mismo”, sostiene.

Aquellas personas con enfermedades pépticas diagnosticadas pueden recurrir a su médico tratante para que les recete protectores gástricos o digestivos antes de ingerir licor o hacer comidas copiosas.