• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Ciertos somníferos aumentan hasta 51% el riesgo de Alzheimer

El consumo de benzodiazepinas durante más de tres meses está asociado a un riesgo mayor de padecer la enfermedad / Foto Archivo

El consumo de benzodiazepinas durante más de tres meses está asociado a un riesgo mayor de padecer la enfermedad / Foto Archivo

Lo asegura un estudio franco-canadiense publicado este miércoles en el sitio de Internet del British Medical Journal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La utilización durante mucho tiempo de ciertos somníferos o ansiolíticos de la familia de las benzodiazepinas podrían aumentar sensiblemente el riesgo de padecer el mal de Alzheimer, según un estudio franco-canadiense publicado este miércoles.

Durante seis años, los investigadores analizaron 1.796 casos de Alzheimer en un programa de un seguro médico canadiense, y los compararon con otras 7.000 personas con buena salud, de la misma edad y sexo.

En el estudio publicado en el sitio de Internet del British Medical Journal (thebmj.com), los responsables indicaron que el consumo de benzodiazepinas durante más de tres meses está asociado a un riesgo mayor de padecer la enfermedad, que podría alcanzar hasta 51%.

La asociación está principalmente vinculada a la duración de exposición (al medicamento), y el riesgo es más importante en los casos de utilización de benzodiazepinas cuyo efecto sea prolongado.

Los autores del estudio, entre los que participaron investigadores del Instituto Nacional de la Salud e Investigación Médica francés y de la Universidad de Montreal, Canadá, advierten que las benzodiazepinas constituyen "incontestablemente herramientas preciosas para tratar los trastornos de ansiedad y los insomnios temporales". Pero, añaden, los tratamientos deberían ser de corta duración y no superar los tres meses.

Los resultados del estudio van en la misma dirección que las advertencias lanzadas por las autoridades sanitarias de varios países contra la utilización de benzodiazepinas, sobre todo en personas mayores, a causa de efectos secundarios de orden cognitivo.