• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Aceite de soya y girasol son más saludable para el organismo

Aceite de girasol | Foto: Cortesía

Aceite de girasol | Foto: Cortesía

La soya ayuda a la prevención de enfermedades cardiovasculares y protege el sistema nervioso, mientras que el girasol contribuye a bajar el colesterol y reducir los triglicéridos en el torrente sanguíneo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando hablamos de una dieta equilibrada, es importante saber diferenciar entre las grasas saludables y aquellas que no aportan beneficios para el organismo. No es bueno generalizar, por el contrario, hay que identificar y consumir aquellos lípidos que cumplen diversas funciones en nuestro organismo.

Entre las oleaginosas que contienen grasas buenas se encuentra la soya: una semilla con múltiples propiedades, al igual que sus derivados. Tal es el caso del aceite de soya, el cual es rico en  ácido linolénico omega 3, ácido graso esencial que ayuda a la prevención de enfermedades cardiovasculares, protege el sistema nervioso, contribuye a controlar la arteriosclerosis y disminuye la lipoproteína de baja densidad (colesterol malo), además contiene ácido linoléico omega 6 y beta-caroteno el cual es precursor de la vitamina A.

Está demostrado clínicamente que el aceite de soya protege las membranas tanto de las células, gracias a su contenido en vitamina E y vitamina A, siendo también de mejor digestión que el aceite de oliva. Los venezolanos cuentan con el aceite 100% de soya Naturoil, producido en el país desde hace 21 años, momento desde el cual la Empresa Coposa respondió a las nuevas tendencias del mercado, donde el consumidor busca llevar un estilo de vida saludable a través  de una alimentación sana y equilibrada.

Otra opción saludable es el aceite de girasol, que es un aceite cuyo principal atributo es su bajo contenido de ácidos grasos saturados, el ácido linoléico omega 6, presente en el aceite de girasol, contribuye consistentemente a bajar el colesterol plasmático y reducir los triglicéridos en el torrente sanguíneo.

El aceite de girasol contiene beta-caroteno (pro vitamina A) y vitamina E, que con su poder antioxidante, fortalece el sistema inmunológico. Aceite con tales propiedades se encuentra en el mercado con la marca Mirasol,  que tiene casi tres décadas ofreciendo aceites 100% puro de  girasol,  el cual es excelente para aderezos, ensaladas, frituras por su sabor ligero y neutro que realza las propiedades sensoriales de las comidas.

Por otro lado, las margarinas elaboradas a base de aceites vegetales,  son beneficiosas para nuestro organismo. Al adquirir estos productos es importante asegurarse de que no contengan ácidos grasos trans, ya  que hay pruebas clínicas convincentes de que el consumo elevado de estas grasas aumenta el riesgo de sufrir enfermedades  cardiovasculares, que son la primera causa de muerte en el mundo occidental y en América Latina.

En el mercado nacional se encuentra la marca de margarina Mirasol sin grasas trans, ya que la  recomendación actual y la tendencia del mercado, como medida preventiva, es consumir productos Libres de  de Ácidos Grasos Trans.

Salud y buena alimentación van de la mano

Lo ideal es escoger alimentos saludables, bajos en grasas saturadas y trans, las cuales están presentes en alimentos de uso común, como la mantequilla. Cuando se ingieren en cantidades superiores a las recomendadas, estos lípidos son perjudiciales para la salud, ya que aumentan el colesterol y el riesgo cardiovascular.

En contraste, los ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados son beneficiosos para la salud cardiovascular, ya que ayudan a reducir el colesterol. Los aceites puros de girasol y soya, así como las margarinas elaboradas a base de grasas libres grasas trans, son una buena opción para las comidas diarias, por su contenido de estas “grasas saludables”.

Aceites y margarinas saludables de producción local

Las marcas Naturoil y Mirasol, son producidas por Coposa, empresa 100% venezolana con más de 41 años de trayectoria se ha mantenido a la vanguardia en las tendencias de la industria de alimentos, actualizando sus procesos, equipos, tecnologías e instalaciones, y portafolio  para ofrecer al consumidor productos más saludables.