• Caracas (Venezuela)

Salud y Bienestar

Al instante

Confunden artritis reumatoidea en niños con dolores de crecimiento

Niños en un parque / Manuel Sarda

Niños / Manuel Sarda

El diagnóstico temprano podría evitar el daño en las articulaciones, pero hay pocos pediatras especialistas en el área

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque muchos piensan que los dolores y deformidades características de la artritis reumatoidea son exclusivas de los adultos, también esta enfermedad autoinmune puede afectar a niños, incluso antes de que cumplan un año de edad, y provocar no sólo dolor de las articulaciones sino también deformidades futuras.

En los más pequeños, la artritis la manifiestan con llanto y quejas permanentes a causa del dolor. Caminan de manera anormal e irregular, e inclusive cojean, y en los adolescentes se muestra con molestias que a veces se confunden con dolores de crecimiento o con lesiones deportivas. Otro signo de que se padece esta enfermedad es la pérdida de equilibro de los niños.

Especialistas advierten sobre la necesidad del diagnóstico temprano de la enfermedad para evitar daños mayores, como problemas en articulaciones, pero en Venezuela son pocos los pediatras reumatólogos e inclusive, según revela la presidente de la Sociedad Venezolana de Reumatología, Esther Chirinos, los pacientes adultos que padecen la enfermedad tardan hasta cuatro años y medio en llegar a la consulta especializada.

En relación a los niños y adolescentes, Francisco José Marin Patiño, vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Reumatología y jefe de Servicio de Reumatología del Hospital Patricio Alcalá de Cumaná, alerta sobre la necesidad de identificar si presentan inflamación permanente de las rodillas, tobillos, muñecas o algunas de las articulaciones, con o sin dolor. Igualmente, señala que cuando un niño se da un golpe, se le inflaman las articulaciones por varias semanas y no responde a tratamiento, puede ser el comienzo o inicio de artritis juvenil.

Esta enfermedad puede aparecer desde los seis meses hasta los 16 años de edad, pero es más frecuente entre los 5 y 12 años.

Además de la inflamación de las articulaciones, también una infección prolongada en la garganta puede ser indicio de un cuadro articular.


Diagnóstico precoz. Marín Patiño señala que en el caso de que una inflamación dure más de dos semanas, es el momento de prestar atención ya que la artritis reumatoidea puede progresar y dañar las articulaciones. Asegura que mientras más temprano se hace el diagnóstico y se recibe tratamiento, el daño es mucho menor y se extienden las posibilidades de tener una mejor calidad de vida.

Actualmente existen recursos farmacológicos que impiden el avance de la enfermedad, como el caso de los medicamentos biológicos que ya comienzan a aplicarse en niños mayores de ocho años de edad.

La experiencia fue presentada durante un foro que se realizó en Ciudad de Panamá y en el cual se hizo una revisión sobre los resultados obtenidos hasta la fecha, en los que Venezuela es uno de los pocos países de mundo que suministra gratuitamente estos medicamentos de alto costo.


Estudio epidemiológico

La Sociedad Venezolana de Reumatología comenzará en Venezuela un estudio epidemiológico en enfermedades reumáticas. La presidente de la organización, Esther Chirinos, afirma que la mayoría de las personas tiende a subestimar los dolores y no se busca ayuda especializada. Esto hace que los diagnósticos sean retrasados y, por ende, no se implementen los tratamientos adecuados.

“Esta data nos permitirá conocer las enfermedades reumáticas más frecuentes para compartirla con el Estado y los planificadores de salud, y así lograr que surjan las medidas y recursos necesarios, ya que al tratar correctamente las enfermedades reumáticas discapacitantes estamos haciendo un ahorro a futuro, y son los estudios de prevalencia nacional los que nos permiten hacer estas proyecciones”.

A pesar que desde hace más de diez años en Venezuela se han realizado estudios de campo que dan a conocer que de cada 100 personas, 27 pueden tener alguna dolencia reumática, como la artrosis, la artritis reumatoide, el lumbago, lupus, entre otras, existe la necesidad de ampliar la investigación de acuerdo a esta metodología internacional. El estudio se realizará a través de una  alianza entre el Colegio Mexicano y la Sociedad Venezolana de Reumatología para obtener estadísticas confiables, compararlas y desarrollar una data regional.