• Caracas (Venezuela)

Rubén Osorio Canales

Al instante

Hablan las encuestas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pareciera que los venezolanos y en especial el régimen y la oposición echan mano de las encuestas solamente en períodos electorales, sin embargo las encuestadoras hacen su trabajo permanentemente y nos dan una visión de país, por lo general, bastante clara. En estos días me han sorprendido los resultados tan coincidentes de varias de ellas porque no solo reflejan la verdadera realidad política que vive el país, sino porque nos dan una explicación de lo que sucedió el 6-D, de lo que sucederá si el régimen y el CNE aprueban una nueva elección en el estado Amazonas y lo que sucedería en diciembre en las elecciones de gobernadores y alcaldes, si el régimen pierde el culillo y decide medirse en esa fecha y la oposición cumple medianamente su cometido.

Sería bueno saber si el régimen y por supuesto también la oposición han tomado debida nota de esos números. No sé si en el fondo y hacia adentro el régimen le ha dado el verdadero valor que tienen unos resultados, en esto todas coinciden, que lo señalan como el único responsable de las calamidades que vivimos los venezolanos y en especial al presidente Maduro quien, en honor a la verdad, heredó la torta descomunal que comenzó a elaborar el caudillo y él termino de agrandar al punto que se salió del horno con las graves consecuencias que han quedado a la vista y en el sufrimiento de todos.

No sé el impacto que en el régimen han causado los demoledores resultados  del estudio de Datincorp con fecha 2 de febrero, que nos dicen que 72% de los venezolanos piden una salida adelantada del presidente Maduro y que solamente 20% quiere que culmine su período de gobierno hasta 2019.No sé si la dirigencia del PSUV y el régimen han evaluado que 62 % de los venezolanos rechazan la confrontación del régimen con la nueva AN y si la oposición ha evaluado, y es obligatorio hacerlo,  que 54% de los consultados no está satisfecho con las primeras acciones tomadas por considerar que no cubren las expectativas cuando votaron el 6-D pasado.   

Tampoco sé si el eje militar y cívico que desgobierna a Venezuela ha reflexionado sobre la opinión que el país tiene sobre los militares cuyo prestigio ha caído a los niveles más bajo en toda la historia del país, al punto que solo 6%,  léase bien, un seis por ciento los respalda y 76% considera que los militares no son aptos para solucionar los problemas del país, cuestión que ha quedado demostrada en estos diecisiete años, agrega quien esto escribe. Lo más grave de todo este asunto es que 57% del universo que se denomina chavista piensa de esa manera y solo 2%, léase dos por ciento, considera que una intervención militar puede solucionar la crisis.

Es impactante que, por ejemplo, una empresa acogida con alto beneplácito en el seno del régimen como Hinterlaces porque sus resultados buscan siempre favorecer al régimen en detrimento de la oposición, nos revelen que 75% de los venezolanos aseguran que la oposición puede hacer mucho desde la AN, que 71% de los venezolanos sostiene que “quieren ver cómo gobierna la oposición”. Cifras de tal contundencia que no necesitan interpretación de ningún tipo. Aunque a esta encuesta se les ven algunas costuras, debe ser tomada muy en cuenta por la bancada opositora y por la MUD porque esos números indican en el característico estilo de la encuestadora, que 57% considera que la oposición no ha aportado ninguna idea para superar la crisis, que 51% considera que la oposición está muy dividida y que no tiene un proyecto para gobernar el país lo cual nos lleva a pensar que el régimen con sus medios a cuesta comienza a formar una matriz de opinión sobre esos temas, y por lo tanto la dirigencia opositora le debe prestar la mayor atención. Desde luego no se nos escapa que esos mismos números y en esos mismos renglones aparecieron en sus mediciones antes de las elecciones parlamentarias, y ya sabemos lo que pasó, sin embargo por algo más que un deber de crónica lo reporto.

No han llegado a mis manos otras mediciones pero estoy seguro de que no aportarán diferencias sustanciales lo cual nos lleva a algunas conclusiones que no necesitan ni enjundia, ni bolas de cristal. Esos números lo que quieren decir es que el régimen como gobierno no existe y que solo le queda la  fuerza del miedo y de los componentes armados para sostenerse en el poder. Que los radicales de ambos bandos  comienzan a mandar sus mensajes. Que el inmediatismo y la impaciencia de los venezolanos está de a toque, que el gobierno no solo lo sabe, sino que lo estimula, y que  la oposición, o apura el paso, o puede entrar en la espiral terrible del desencanto.

Soy un convencido de que la renuncia de Maduro es la mejor vía para empezar de verdad una transición hacia una gobernabilidad más estable. Que los verdaderos socialistas que hacen vida en el PSUV deben considerar seriamente la posibilidad y las ventajas de pasar a ser un partido de oposición hecho que les permitiría reordenar su estructura y adecuar su mensaje a tiempos actuales y salirse de las fauces de un populismo ruinoso y estéril con sus raíces en el siglo XIX que solo puede conducir a desastres como el  que estamos viviendo. Que lo único que mantiene una cierta unidad entre los factores de poder es un estado general de complicidad y el miedo a ser investigados. Nada que tenga que ver con pensamientos filosóficos, nada que ver con Marx y el marxismo, socialismo y similares. Todo tiene que ver con negociados y ollas por raspar como lo demuestran los escándalos recientes en los que han caído algunos chivitos pero no los grandes chivos, los más altos,  muchos de los cuales tienen soles en sus hombreras, lo cual no quiere decir que los métodos existentes de corrupción como el contrabando, el bachaqueo, el tráfico de influencias, las empresas de maletín, los pudrevales, los mercales, los bicentenarios, y el cuánto hay para eso, desaparecerán, todo lo contrario, se perfeccionarán. Por cierto y a  propósito,  ese asunto de la empresa militar que manejará nuestro negocio petrolero y que fuera publicado en gaceta como a escondidas tiene que ser investigado a fondo por la AN y el periodismo de investigación, por inaceptable. Las encuestas están hablando y lo que presagian no es nada bueno sobre todo si los venezolanos no reaccionamos como debe ser.