• Caracas (Venezuela)

Ronald Nava García

Al instante

Sobre la encrucijada obligatoria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ya les digo que para quienes venimos de la llamada Galaxia de Gutenberg, esa denominación referida al periodismo impreso, lo que sucede en el mundo de las tecnologías digitales no deja de ser motivo de asombro y también de aprendizaje necesario si se pretende seguir en carrera.

El periodista Javier Pereira, gerente de Contenidos Interactivos, nos cuenta que el proceso de reformulación y puesta a punto de los productos digitales de la casa, que se inició el mes de septiembre del año pasado, ha avanzado en un cálculo de 70%. Dice que buena parte de los días transcurridos han sido dedicados a cambios de los que uno pudiera calificar de “desagradecidos”, porque no están a la vista de los lectores.

Explica que esos cambios, necesarios para mejorar el rendimiento y otros índices de eficiencia, se realizan en conjunto con empresas especializadas y permiten agregar atributos a los servicios, particularmente a los multimedia. Agrega que durante el mes de marzo se lograron picos importantes en la historia de los productos digitales en cuanto a visitas y participación.

Al recordarle las críticas de lectores en cuanto a las dificultades para participar interactivamente a través de comentarios y foros, Pereira dice que la condición necesaria de registrarse para participar no ha impedido la interacción, al menos, con 7.800 personas que, en su opinión, es una cifra significativa y que sigue creciendo.

Aprovechar al máximo las opciones que ofrecen los contenidos multimedia es una necesidad conceptual y una actitud en contrario no sólo negaría la esencia de su naturaleza sino que sería una tontería. Hacia allá han ido esfuerzos importantes que permiten que los usuarios o lectores dispongan de materiales que combinan los videos, las fotografías, las infografías y los textos. Enfatiza Pereira la producción de especiales con esa orientación.

Las notas propias constituyen un reto que están atendiendo, de forma que no sólo se trate de replicar materiales foráneos o de agencia. Allí juegan un importante papel las acciones dirigidas a integrar los departamentos de redacción o los periodistas de distintos medios de la plataforma editorial. Reconoce que avanzan, aunque no a la velocidad que quisieran, pero recuerda que se trata de procesos muy complejos.

Le preguntamos por la profundidad y la densidad de los materiales periodísticos que suelen ser una debilidad de lo digital, tal como lo conocemos. Responde que están trabajando aceleradamente en lo que llama materiales de segunda lectura, así como en los análisis. Y aprovecha para informar que muy pronto se agregarán los blogs y materiales de opinión de los colaboradores habituales de El Nacional, lo que había desaparecido desde que comenzó la reformulación y entre los cuales se cuenta la página de la Defensoría.

Destaca la integración con las redes sociales con miras a las elecciones de pasado mañana y menciona las secciones “yo ya voté”, desde Twitter y “reporteros ciudadanos”, desde Facebook, que serán canales de expresión a total disposición.

 En fin pareciera que hay clara definición en que todos los caminos del periodismo pasan por la encrucijada digital. O así.