• Caracas (Venezuela)

Roberto Enríquez

Al instante

Los héroes de la retirada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Quien no sabe lo que es pasar dificultades económicas, difícilmente puede identificarse con la angustia que están sufriendo las grandes mayorías nacionales. Quien nunca vio a sus padres dando zancadas para resolver el mercado, pagar la luz o el colegio. Quien nunca vio a sus padres llegar a fin de mes haciendo milagros para estirar el dinero o pidiendo prestado a algún conocido para cubrir los agujeros financieros en el presupuesto familiar, remotamente podrá comprender lo que hoy están sufriendo las madres y padres de nuestro país. Por mayor esfuerzo mimético que haga, no puede sentir el escalofrío de temor que producen la estrechez, la escasez y las limitaciones.

El papa Francisco ha sido muy severo cuestionando la dictadura de la economía, el mercado y el Estado en donde el ser humano es ultrajado por eso que el mismo papa ha llamado “la sociedad del descarte”. Cuando unos pocos se enriquecen a costa del empobrecimiento de la mayoría estamos en presencia de esa sociedad de descartados, y eso es precisamente lo que pasa en Venezuela.

El fracaso del modelo socialista ha sido tan estrepitoso que el país está en ascuas. Los venezolanos sabemos que los chinos no financiaron al presidente Maduro; que acudir a la banca internacional es imposible porque nos pone en condiciones leoninas de pagar intereses de hasta 30%. Ante la crisis, esta semana presentamos ideas básicas para un plan de rescate económico:

1- Devolverle la autonomía al BCV y ordenar el gasto público.

2- Iniciar un plan agresivo de aumento de la producción petrolera para llevarla hasta 8 millones de barriles diarios; de nada sirve tener la mayor reserva petrolera del mundo si no lideramos ese mercado. El petróleo no se come, es un negocio que debe darle prosperidad social y económica a nuestro pueblo. La  Pdvsa charcutera  debe terminar. Hay que salvar a Pdvsa.

3- Promover la empresa privada; generar confianza para que haya inversión y productividad.

4- Plan de compensación salarial; mientras se equilibra la oferta y la demanda y desaparece la inflación y el desabastecimiento se debe proteger el salario de los trabajadores. De nada sirve un aumento de 15% mientras la inflación supera 70%.

5- Venezuela necesita financiamiento urgente; esa es la verdad que Maduro no se atreve a decir. En estas circunstancias la única instancia que puede financiar a Venezuela a una tasa que no supere 5% es el FMI; es por eso que plantemos la necesidad de solicitar financiamiento al FMI, porque además es nuestro derecho. A pesar del discurso hipócrita del gobierno, Venezuela sigue siendo miembro del FMI.

El filósofo alemán Hans Ensensberger hablaba de los héroes de la retirada que surgieron en el siglo XX. Decía que la humanidad estaba acostumbrada a los héroes de la victoria y la conquista. Pero que luego aparecieron unos héroes políticos y morales que tuvieron el coraje de desmontar modelos que hacían sufrir a sus pueblos. Citaba el ejemplo de Adolfo Suárez en España, quien tuvo el coraje de desmontar al franquismo, o de Gorbachov, que desmontó la Unión Soviética. En otro plano podríamos citar la grandeza espiritual del papa Benedicto XVI, que dio paso al papa Francisco para renovar la Iglesia.

El presidente Maduro debería tener el coraje de convertirse en el héroe de la retirada del modelo socialista. Ojalá lea a Ensensberger y saque fuerzas e inspiración de donde no las tiene. Pero es bueno que entienda que si el gobierno se niega a cambiar el modelo, el pueblo tiene el derecho de cambiar al gobierno en el marco de la Constitución y la paz. Y así será.