• Caracas (Venezuela)

Roberto Carlo Olivares

Al instante

Carta a Lilian Tintori

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

Te escribo Lilian (@liliantintori) porque eres una de las pocas personas que goza de respeto, admiración y confianza ante el sufrido pueblo venezolano.

Nadie puede dudar de tu entereza, amor a la patria, amor a tus hijos y, sobre todo, amor incondicional a tu esposo, Leopoldo López, hoy en día uno de los presos políticos más conocidos, estimados e influyentes del orbe.

La razón de esta misiva es muy clara y representa el clamor de millones de venezolanos que sufren a diario los tormentos y calamidades de un país en vías de extinción.

Conoces muy bien la agonía diaria de nuestros compatriotas y la burla perenne de un régimen genocida y terrorista, que asesina consuetudinariamente a sus propios ciudadanos sin escrúpulos ni razón.

Te pido encarecidamente, pero también de manera firme y sincera, que por favor hagas tuya la bandera sobre la incógnita referente a la nacionalidad de Nicolás Maduro; y apuntales un gran movimiento nacional con respecto a este delicado asunto que ya es público y notorio.

Venezolanos dignos de la talla de Aristeguieta Gramcko (@EAristeguieta), la ex magistrada Blanca Rosa Mármol (@BMarmoldeLeon), el padre José Palmar (@PadreJosePalmar), la periodista Nitu Pérez Osuna (@NituPerez) y luchadores sociales como Pablo Medina (@PABLOMEDINAML) y Walter Márquez (walter_marquez) han expuesto al país y a la comunidad internacional pruebas más que suficientes para demostrar que Maduro no nació en Venezuela, o por lo menos tiene doble nacionalidad.

Ante la gravedad de esa situación y tomando en cuenta nuestra Constitución Nacional en su artículo 41 que obliga a ser “venezolano por nacimiento y sin otra nacionalidad” a la persona que jure como jefe del Estado, es menester darle una fecha tope a Maduro para que presente su partida de nacimiento de conformidad con la ley.

Igualmente, como bien lo explica en una carta el ilustre venezolano Aristeguieta Gramcko (único miembro sobreviviente de la Junta Patriótica que derrocó al general Marcos Pérez Jiménez), no es tan fácil falsificar una partida de nacimiento hoy en día.

Es por ello que Maduro no la ha presentado, ni la presentará tampoco. Y en caso de hacerlo, será falsa y se podrá comprobar.

Además, Gramcko va más allá y aclara que la Asamblea Nacional a través del principio de autotutela y con la mayoría opositora existente en la actualidad, puede destituir a Maduro sin intervención del podrido y arrodillado “Tribunal Supremo de Justicia”.

Aquí el enlace con la misiva antes mencionada:

http://www.lapatilla.com/site/2016/03/11/aristiguieta-gramcko-la-nacionalidad-de-maduro-saca-a-leopoldo-de-la-carcel/

Solo hace falta la voluntad política y la determinación patriota de ponerle fecha tope a Nicolás Maduro a través de una invitación formal de la Asamblea Nacional, misión que recaería en su presidente, Ramos Allup.

Esa sería la vía más expedita y menos traumática de remover al ilegítimo peón de los Castro que hoy en día usurpa la silla de Miraflores, y lleva a cabo un genocidio silencioso y planificado en contra del pueblo venezolano.

Te repito, Lilian, que eres una de las pocas personas que actualmente en Venezuela podría llevar a cabo una tarea titánica de esa magnitud; aglomerando al pueblo, presionando a los diputados y amalgamando el apoyo de la comunidad internacional en pleno, para que presione a los militares y cerque mortalmente al régimen dictatorial.

Obviamente, no será fácil porque Maduro no se someterá a la decisión de la Asamblea Nacional y utilizará cualquier mecanismo subrepticio mediante el “Tribunal Supremo de Justicia” para anular el dictamen de la AN y así aparentar una “seudolegalidad” inexistente como en otras ocasiones.

Eso lo sabemos todos, pero es allí precisamente donde el pueblo movilizado indefinidamente y amparados en el artículo 350 de la Constitución Nacional (que nos permite desconocer a un régimen despótico, ilegal y totalitario) daremos al traste con Nicolás Maduro y su régimen infernal.

Si el plan actual es deponer a Maduro a través de una enmienda, renuncia forzada o revocatorio, utilizando las instituciones subyugadas de la dictadura y contando con la movilización popular como mecanismo de lucha y presión, lo mismo se haría con el requerimiento formal de la partida de nacimiento, pero con la diferencia de que sería un proceso expedito y sin intervención “legal” de ningún otro poder del Estado que no sea la propia Asamblea Nacional.

Así obligaríamos a Nicolás Maduro a desconocer completamente el poder originario del pueblo conformado en el Parlamento, y activaríamos de forma indefinida como lo dije anteriormente el artículo 350 de la Constitución Nacional.

Lilian, en nombre de todas las madres sufridas de la patria, en nombre de tus propios hijos, y en nombre de todos nuestros compatriotas asesinados a diario impunemente, te pido tomes en cuenta el presente mensaje y actúes en consecuencia.

Al final del sacrificio y del camino recorrido, eso significará la libertad de tu adorado esposo, Leopoldo López, y la emancipación libertaria de todo el pueblo venezolano.

Lilian, queda de ti ser protagonista principal y punta de lanza de nuestra nueva independencia.

Dios te bendiga...