• Caracas (Venezuela)

Roberto Carlo Olivares

Al instante

Borrachismo electoral

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque el país ha sido invadido una vez más por el “borrachismo electoral”, noto algo diametralmente distinto a las elecciones anteriores. Tres factores muy puntuales me llevan a pensar que la reacción del país a los resultados fraudulentos del 06 de diciembre, no será la misma de los procesos anteriores. A continuación los enumero y explico.    

Primero: la mayoría dice que va a votar a sabiendas que harán fraude, pero prefieren ejercer su derecho para poder protestar después (antes pensaban que éramos minoría y lo del fraude era un cuento) Segundo: La percepción de la MUD y Capriles ha cambiado radicalmente, el apoyo es mínimo y condicionado (antes Capriles era considerado un cuasi Dios y la MUD la tabla de salvación) Tercero: El 70% del país se auto define como "independiente" y no van a esperar por los lineamientos del "liderazgo político opositor" para protestar (en el pasado hemos sido manipulados y las protestas desarticuladas por Capriles y la MUD)

Habiendo dicho lo anterior, debo expresar de igual manera que la reacción del país después del fraude del 06D, es una incógnita insondable tanto para el régimen, como para la MUD y Capriles. De hecho, ni los propios venezolanos saben a ciencia cierta cómo van a reaccionar cuando una vez más seamos burlados por la dictadura con la venia del "liderazgo político opositor". 

Disímiles teorías e hipótesis pululan en la palestra pública con respecto al 6-D. Los análisis van desde la suspensión de las elecciones, hasta una victoria opositora imposible de manipular y ocultar.. Yo he sido muy directo y consistente en mis análisis. En agosto del año pasado (hace 14 meses) cuando Rafael Poleo, García Banchs y Ricardo Hausmann, entre otros; decían que Maduro no pasaba de marzo-abril del 2015, les refuté públicamente sus apreciaciones. 

Poleo y Banchs se molestaron e inmediatamente me bloquearon en twitter de manera infantil, el tiempo me ha dado la razón después de muchas lunas. Por cierto, se ha vuelto costumbre para los "eruditos opositores" y "líderes de la oposición", bloquear en Twitter y en las distintas redes sociales de opinión a todo el que tenga una visión distinta o no comulgue con sus ideas sectoriales. Vaya democracia la de la MUD y sus congéneres.  

Igualmente a todos los que pronosticaban la suspensión de las elecciones del 6-D, los he refutado y seguiré debatiendo porque no hay manera de que el régimen suspenda una elección que ya tiene ganada, y que lo relegitimará una vez más ante el país y la comunidad internacional. Pensar que la dictadura se dará un tiro en el pie, no es realista y mucho menos saludable.  

Mientras el pacto de "gobernabilidad" entre el trinomio mefistofélico Régimen-Capriles-MUD siga vigente, no ganaremos ninguna elección importante. Será cuestión de organizar al pueblo en una verdadera resistencia y lograr el derrocamiento del régimen mediante la desobediencia civil indefinida y la toma de Caracas. En algún momento se tendrá que tomar Caracas y derrocar. 

Con respecto a los análisis electorales, voy más allá todavía y pregunto lo siguiente: si en la madruga del 6-D la desahuciada de Tibisay Lucena dice que la MUD obtuvo 80 diputados y el régimen 87 curules, por dar un ejemplo muy puntual: ¿Quién va a salir a la calle a protestar para que lo masacren como a los estudiantes entre febrero y marzo del 2014? La respuesta es muy pocos.. En ese preciso instante los integrantes del pacto Régimen-Capriles-MUD estarán celebrando sus respectivas "victorias",  y habrán desarticulado cualquier intento de protesta popular, o por lo menos lo intentarán.   

De la misma manera y para complacer a los positivistas ultra electoralistas; si el régimen quiere dejar ganar a la "oposición" para aparentar todavía más democracia y "separación de poderes", lo puede hacer sin ningún tipo de problema ya que controlan el TSJ y pueden invalidar la elección o disolver el parlamento en las semanas subsiguientes a la elección. 

Les recuerdo que vivimos en dictadura aunque muchos se sigan engañando y pretendan mirar para otro lado. La realidad que nos explota en la cara es muy dura y difícil de digerir. El no votar es un error, pero el votar y no tener un plan "B" para derrocar al régimen después del fraude, es doblemente un error que nos costará de nuevo la relegitimación de la dictadura y del pacto Régimen-Capriles-MUD.  

El "borrachismo electoral" nubla la mente y las perspectivas razonables ya que viene aderezado con las mentiras y patrañas de la propia "oposición colaboracionista". Venezuela lleva años secuestrada física y psicológicamente por dos grandes grupos políticos, que públicamente se enfrentan de manera teatral, pero que en privado negocian el destino de la nación sin ningún tipo de escrúpulos. 

Ese "liderazgo opositor" que a través del mercadeo del voto y la repartición oportuna de parcelas de poder, ha aceptado decenas de fraudes electorales con tal de seguir manteniendo el "status quo" que le permite guisar millones de dólares al año, muchas veces hasta con los mismos testaferros que utilizan algunos esbirros del propio régimen, debe ser pulverizado si de verdad queremos recuperar la patria.

 

Venezuela se merece mucho más que el pacto Régimen-Capriles-MUD. Ya hemos podido comprobar en carne propia que no será nunca por medio del "borrachismo electoral fraudulento" que rescataremos la patria. A menos que el fraude sea utilizado como punto de quiebre para DERROCAR y eso, por los vientos que soplan, no sucederá el 06 de diciembre por diversas razones ya expuestas con anterioridad. 

Aclaro que toda la información que recibo por diferentes fuentes civiles y militares, me llevan a concluir que el país no está organizado para derrocar al régimen todavía. La RESISTENCIA no ha podido articularse a nivel nacional (se mantiene aislada en los diferentes estados del país) y los diversos grupos militares "patriotas" carecen de un comando central que los pueda amalgamar en una acción conjunta.

Falta un mes y dos días para las elecciones parlamentarias. Elija usted amigo lector el arma de su ejecución que caminando esperanzado al cadalso electoral, el pacto Régimen-Capriles-MUD demandará su voto de manera imperativa, para luego desechar su voluntad en contubernios subrepticios pero bien remunerados. No es cuento, es historia. Nada nuevo bajo el sol. 

El destino de la patria descansa en la soberanía del pueblo y en su génesis libertaria. El seguir permitiendo que sea Maduro, Diosdado, Ramos Allup o Capriles, los que decidan nuestro destino y el destino de nuestros hijos, refleja lo grave de la situación y lo extenso de la manipulación psicológica y mediática ejercida a través de los años. No permitamos que el "borrachismo electoral" acabe con la patria, seamos los dueños de nuestro propio destino.   

“Cuando los gobiernos temen a la gente, hay libertad. Cuando la gente teme al gobierno, hay tiranía”. Thomas Jefferson 

¡Patria, Democracia y Libertad!      

 

robertocarlo14@hotmail.com