• Caracas (Venezuela)

Richard Blanco

Al instante

La encrucijada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hemos llegado a la situación más incómoda y difícil en los últimos años de Venezuela. Jamás, ni en los peores momentos vividos en estos 16 años de involución, habíamos visto el desabastecimiento concurrente en los anaqueles de los supermercados, abastos, bodegas y farmacias de nuestro país; ir a alguno de ellos significa una travesía, si usted quiere adquirir los alimentos necesarios para la dieta básica siempre recibirá la misma respuesta del vendedor: No hay; igual ocurre en las farmacias donde no se consiguen las medicinas, desde un analgésico hasta medicamentos para pacientes oncológicos; de igual manera ocurre en locales que venden papel sanitario, toallas femeninas, productos de limpieza, etc.

Para comprar una batería de un vehículo (y si es que la consigue), el venezolano debe dormir o amanecer en las calles inseguras de Venezuela  luego de una brutal cola. En algunos estados fronterizos como el Táchira y el Zulia, la gasolina escasea, siendo Venezuela uno de los países con la mayor reserva de petróleo de mundo. La bombona de gas que se requiere en nuestros barrios no se consigue y, paradójicamente, en nuestro país existen las reservas de gas más importantes del mundo. Pongamos de una vez el punto en la i, el único responsable de esta gran crisis es quien dirige actualmente los destinos del palacio de Misia Jacinta, y de su equipo de gobierno, que son unos ineptos e incapaces de resolver todos estos graves problemas que aquejan la tranquilidad y el buen vivir de nuestros compatriotas.

China, Qatar, Arabia Saudita, Rusia, Irán, Argelia y México han recibido la visita desesperada de quien sabe debe buscar recursos para medio paliar la situación existente en nuestra patria, quizás para introducir al mercado algunos productos que hagan sentir “tranquilidad” a la gente que está bien molesta y que ellos, además, saben que se les pueden convertir en un gran boomerang los graves errores y las torpezas cometidas; por eso se han venido haciendo movilizaciones y reclamos de diferentes tipos, ajustados todos a lo que establecen la Constitución y las leyes de la república vigentes; pero esto no ha sido suficiente, los errores permanecen, la inflación se come el salario y el bolsillo de los trabajadores, los ingresos obtenidos por concepto de la renta petrolera que suman hoy en estos 16 años más de 1,65 billones de dólares, los cuales no han sido bien retribuidos, y el pueblo pasando más hambre y miseria. Por todo lo antes mencionado el presidente de la república goza de una impopularidad de 80% de la población, y más de 60% exige su inmediata renuncia.

Ledezma, Machado y López han planteado esta alternativa para la consecución de una salida constitucional que permita solucionar la grave situación política, económica y social que estamos viviendo, así como lo plasmaron en un comunicado firmado por ellos el pasado 14 de enero: “En el 2014 la salida era urgente, en el 2015 impostergable”.

Es la hora del apoyo del pueblo, que con su Constitución puede lograr una democracia plena de bienestar y desarrollo.

*Diputado a la Asamblea Nacional

Ex preso político