• Caracas (Venezuela)

Richard Blanco

Al instante

Richard Blanco

Así "Suena Caracas"

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si usted se mete en un barrio o en una urbanización de Caracas, en un centro comercial o en una avenida principal de la capital, sus oídos se revientan por el sonido de las balas, de delincuentes armados que generan zozobra en la población caraqueña, con razón los que habitamos en el municipio Libertador o como decimos los lugareños, los que habitamos en Caracas, estas detonaciones nos hacen decir al unísono, así “Suena Caracas”.

Si usted se desplaza con su vehículo por las calles de la gran metrópolis, tenga la plena seguridad que caerá en huecos, en alcantarillas sin rejillas o en cráteres que también existen como que si estuviésemos en un planeta distinto y su carro produce un fuerte PUM,  estamos ratificando que, así “Suena Caracas”.

Cuando hay sonidos que superan los decibeles aceptados por las ordenanzas de ruidos molestos y usted llama a las autoridades para que se acerquen a llamarle la atención a quien esta infringiendo la ley y no le responden, por ende nunca llegan, usted dice así “Suena Caracas”.

Cuando usted requiere la prestación de los servicios de salud y acude a algún hospital de emergencia como el hospital Doctor Jesús Yerena de Lídice, el José Gregorio Hernández en Los Magallanes de Catia, el Pérez Carreño en Bella Vista, o le hace caso al gobierno y se va a cualquier módulo de Barrio Adentro y no consigue los implementos médicos quirúrgicos para aliviar su dolor, no hay dudas que el grito que sale de sus entrañas es así “Suena Caracas”.

Cuando usted paga los impuestos municipales que son estos los que permiten que podamos recibir los mejores servicios públicos para darle una buena calidad de vida a los vecinos, pero se encuentra con que la ciudad está sucia, se va la luz, los parques están en mal estado, las canchas deportivas están deterioradas, las escuelas están defectuosas, la movilidad en Caracas es realmente tormentosa, concluimos diciendo definitivamente así “Suena Caracas”.

Recientemente el alcalde ausente del municipio Bolivariano Libertador, el psiquiatra Jorge Rodríguez, nos volvió a asombrar cuando presentó a los caraqueños lo que sería el primer festival musical Suena Caracas, desarrollado entre el 28 de noviembre hasta el 7 de diciembre, en donde traería para "el disfrute de los espectadores" a 137 artistas y 41 de ellos internacionales. Debo confesarles que soy un gran amante de la música, y me imagino que al igual que a la mayoría de las personas, me ayuda a desestresarme producto de las tantas cosas negativas que debemos ver y escuchar en nuestra patria a diario. Por eso escucho música preferiblemente venezolana y charrasqueo de vez en cuando el cuatro, instrumento extraordinario de nuestro folklore, y cuando me queda algo de tiempo, también me gusta armar la parranda con arpa, cuatro y maraca.

Pero debo decir con toda sinceridad que el alcalde ausente sin duda alguna está cortado con la misma tijera de la mayoría de los funcionarios improvisados del alto gobierno. Hay cosas mis queridos lectores que estoy seguro ustedes compartirán conmigo, deben hacerse con mayor prioridad, como por ejemplo, tener una policía municipal que garantice el resguardo de las personas y de los bienes, la limpieza, el alumbrado y arreglos de todas las plazas de nuestra querida ciudad, la recolección de desechos sólidos, el otorgamiento de becas para los alumnos del área geográfica de este Municipio, el fortalecimiento de los preescolares para los hijos en edad maternal y hasta los 6 años, la limpieza permanente de las quebradas, riachuelos, sumideros, desarenadores, en fin, todo lo concerniente a las atribuciones de un alcalde que haya sido electo por el pueblo, pero no es el caso de este señor que a mala hora dirige los destinos de la ciudad de Santiago de León, de la capital de la República, de esa Caracas que la rodea nada más y nada menos que el imponente y majestuoso Ávila.

Los músicos y cantantes venezolanos cobran modestas sumas de dinero en sus presentaciones, conozco a muchos y puedo ratificarlo, a otros no los conozco pero sé cuánto cobran por un espectáculo, solo citare dos ejemplos de cantantes que respeto y disfruto sus canciones por la radio o en un CD, como Ismael Miranda y Andy Montañez, ellos son contratados entre 100.000 y 200.000 dólares por presentación, y es que el festival Suena Caracas le cuesta a los contribuyentes de este municipio la burusita de 26,6 millones dólares.

Con estos recursos, me pregunto y les dejo a su libre imaginación, cuantas de las cosas que les acabo de enunciar las cuales ha incumplido el alcalde ausente no se pudieron haber hecho para darle un nuevo rostro a Caracas, y entonces después del reconocimiento ciudadano, porque no celebrar y decir de verdad así suena musicalmente Caracas.