• Caracas (Venezuela)

Richard Blanco

Al instante

Antonio Ledezma, demócrata a carta cabal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Quieren seguir enlodando la reputación a quienes se ha comprobado somos demócratas a carta cabal; es, sin duda alguna, la acción permanente de los personeros que dirigen el alto gobierno. Caminar orientados por los postulados de nuestra carta magna es para ellos un delito, es el mundo al revés.

Desde que llegó “la revolución”, involución para mí, lo único que ha ocurrido son los constantes atropellos contra quienes abiertamente y sin caretas hacemos la oposición al proyecto político del socialismo del siglo XXI; que aún hoy en día no tiene pie ni cabeza. He dicho en algunas oportunidades, y no es que esté descubriendo el agua tibia, porque sé que cada uno de ustedes, mis apreciados lectores, saben que los poderes del Estado venezolano, que deben ser autónomos, están secuestrados y solo reciben órdenes de quien a mala hora ha venido conduciendo lo destinos de nuestra patria desde el Palacio de Misia Jacinta.

Una vez más, y muy a mi pesar, quiero recordarles un mal ciudadano, su nombre es Eladio Aponte Aponte, quien fue magistrado del Tribunal Supremo de Justicia y al que desde hace algún tiempo lo he identificado como el juez delincuente de cuello rojo. Este juez delincuente de cuello rojo dijo desde su refugio placentero en el imperio (el país que no les gusta a los chavistas, pero que se lo vacilan desde Miami hasta Nueva York) que los días viernes se reunían en la Vicepresidencia de la República representantes de TSJ, MRIJ, Defensoría de Pueblo, Fiscalía General de la Republica, entre otros, para planificarles, sin ningún tipo de escrúpulos, delitos a ciudadanos venezolanos que alzamos nuestra voz por las cosas malas que están ocurriendo en nuestro país, y que todos estamos obligados a darle un parao, para que no continúen dándonos esta pésima calidad de vida. Es por ello que este delincuente de cuello rojo puso al descubierto las maldades e infamias que, bajo la represión y el terrorismo, quieren silenciar la voz de un pueblo. Casos van y casos vienen, María Corina Machado y Richard Mardo despojados inconstitucionalmente de su inmunidad parlamentaria, Henrique Capriles Radonski, Leopoldo López, Enzo Scarano, Daniel Ceballos, Iván Simonovis y los policías de 11 de abril, el siempre recordado Franklin Brito, los gloriosos estudiantes universitarios que luchan por un país mejor, Oscar Pérez y muchos otros exiliados son muestras, al igual que yo, y los que faltan.

Hoy nuevamente le toca a un hombre demócrata a carta cabal, buen venezolano, excelente funcionario público, líder fundador y presidente de Alianza Bravo Pueblo, Antonio Ledezma, a quien de manera absurda e ilógica les provocó acusarlo de terrorista. Conozco a Antonio desde hace muchos años y he aprendido en la vida que uno debe ser amigo en las buenas y en las malas, es decir, es importante ser solidario (cosa que no tienen algunos “revolucionarios” que cuando no le sirve para sus triquiñuelas algún “camarada”, lo patean por el trasero sin contemplación alguna). Ledezma fue diputado y senador, entró en el Congreso Nacional con la frente en alto, sin tanquetas militares, fue designado gobernador del Distrito Federal, fue alcalde electo del municipio Libertador y no entró a su despacho con granada, sino con el apoyo de la mayoría del voto popular de los caraqueños, ha sido elegido Alcalde Metropolitano en 2 periodos consecutivos, y no ha entrado con fusil ni escopeta, entró con más de 750.000 votos de los electores que han creído en él.

El alto gobierno pretende acoquinar a los ciudadanos, pretende silenciarnos, pero no lo van a lograr porque van esmachetados, como nunca antes, al rechazo de un pueblo que dice: No me la calo más. Los ataques al demócrata Antonio Ledezma son continuos, paso a recordarles algunos: cuando fue alcalde del municipio Libertador este gobierno lo despojó de alrededor de 30.000 millones del situado constitucional; en una oportunidad allanaron su oficina en la torre Exa; en el año 2004 le hicieron un atentado en la Fiscalía General de la República; en mayo de 2013 fue a Miami y lo acusaron de traidor a la patria, por el siempre hecho de llevar un mensaje de fe y esperanza a los venezolanos que allá residen; cuando tomó posesión como alcalde metropolitano lo despojaron de 95% de las funciones y del presupuesto, mas no así de su creatividad e ingenio para aplicar políticas públicas eficientes como el Transmetrópoli, el programa de agua para la vida, el plan de autoconstrucción, la recuperación de las canchas deportivas, los semáforos inteligentes, los programas ambientales.

Así concluyo mi artículo de hoy reafirmando el apoyo que tiene, por parte de la mayoría del pueblo venezolano, Antonio Ledezma. Con él no podrán. Ledezma cuenta con su pueblo.

 

*Presidente (e) de Alianza Bravo Pueblo

Ex preso político