• Caracas (Venezuela)

Reporte ya

Al instante

@wilfredowill: "Me siento tan pobre que me tocó lavar la ropa con jabón industrial"

"¡Siiii...me siento pobre y también molesta, no puedo comprar carne, el dinero no me alcanza para nada!", exclama Deyanira Peña, @Deyanira2402

"¡Siiii...me siento pobre y también molesta, no puedo comprar carne, el dinero no me alcanza para nada!", exclama Deyanira Peña, @Deyanira2402

"Siento que la calidad de vida bajo de nivel. El desorden económico - administrativo del gobierno se trasladó a mi hogar" comenta el tuitero Look, @ljmr_j

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La actual crisis que vive el país, derivada de la inflación y la escasez, acentúan el deterioro del poder adquisitivo de los  venezolanos. El presupuesto de las familias es reducido, las ofertas de trabajo son limitadas, se elevan los índices de pobreza, por ende hay mayor inseguridad. Las personas con bajos recursos se ven cada vez más desfavorecidas y la clase media se disuelve.

Recientes investigaciones de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), la Universidad Simón Bolívar (USB) y la Universidad Central de Venezuela (UCV), arrojan que “dos años de recesión social 2013-2014 nos ha hecho retroceder lo que se había mejorado gracias al boom petrolero” y que “la situación social, medida por los niveles de pobreza de ingreso, nos aproxima a la que tuvimos en nuestros peores años (1989, 1992 y 2003)”.

En los últimos tres años la inflación se aceleró y deterioró el poder adquisitivo de la población. Las cifras del Banco Central de Venezuela (BCV) muestran que la inflación en 2012 fue de 20,1%, en 2013 llegó a 56,2% y el año pasado de se disparó hasta 68,5%. El estudio completo fue publicado el 19 de marzo en los Runrunes de Nelson Bocaranda.

Me siento pobre: el dinero no me alcanza, la comida tampoco, no encuentro medicinas, ya ni puedo comprar carne ¿Y tú? Usuarios de @ReporteYa opinaron lo siguiente:

"Yo me siento peor...Por eso es importante ocuparnos de salir de esto", agrega Isabel Eika Machado,  @isaerika57, desde Maracay.

El diseñador gráfico, Wilfredo Will, @wilfredowill, comenta: "Me siento tan pobre que me tocó lavar la ropa con jabón industrial Yarex".

Desde Caracas, CteranOO, @prudencia2000, escribe: "No hay dinero y tampoco nada que comprar. Ahora me dicen 'la negrita más linda', por tanto llevar sol en las colas. Bronceada".

Look, @ljmr_j, comparte: "Siento que la calidad de vida bajo de nivel. El desorden económico - administrativo del gobierno se trasladó a mi hogar"

"¡Siiii...me siento pobre y también molesta, no puedo comprar carne, el dinero no me alcanza para nada!", exclama Deyanira Peña, @Deyanira2402.

Según la experiencia de Glenda, @glenda26734785, se la pasa "de cola en cola, el día que me toca comprar no consigo  los artículos que necesito, eso me frustra, me deprime".

"Estamos tan mal que me ha tocado comer más harinas que proteínas", afirma Lobo, @Progresista21.

En el caso de Coromoto Bruzual, @Coromotobruzual, licenciada en Educación, su dilema es la escasez de medicamentos: "No consigo mi fármaco de la presión y ahora debo comprar solo los jueves y domingos".

Margarita Díaz, @margaradiazc, destaca: "Me siento acorralada entre el hampa y la corrupción político - militar. El ciudadano honesto siente que no hay salida".

"Pues mi familia, amigos, vecinos y pare de contar nos sentimos pobres, no es invento, es una realidad del venezolano en todo el país", advierte Xiomara García, @garciaxiog.