• Caracas (Venezuela)

Reporte ya

Al instante

@tapitapon: Sortear la lluvia, los charcos, (…) sin ensuciarse, ni perder los zapatos

Aceras levantadas en Santa Mónica, Caracas |Foto vía @jesusmanzo

Aceras levantadas en Santa Mónica, Caracas |Foto vía @jesusmanzo

Las personas que deben caminar durante los días lluviosos, relatan los inconvenientes que consiguen para llegar a su destino

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nuestras ciudades no están diseñadas para los peatones. Pasarelas abandonadas, falta de rampas para personas con discapacidad, adultos mayores o personas que llevan coches con bebés y la utilización de las aceras para miles de usos distintos, hacen que el camino para los peatones esté lleno de obstáculos. Cuando llueve esta situación se agrava ya que las personas que van caminando se mojan o son bañados por los carros que pasan por su lado.

Hoy amaneció lloviendo en gran parte del país y preguntamos a nuestros usuarios:  ¿Cuál cree Ud. que son los inconvenientes que encuentran los peatones para desplazarse por la ciudad? “Las grandes lagunas en las calles y avenidas por falta de mantenimiento de los drenajes. El tema de siempre” respondió de inmediato Jesús Manzo @jesusmanzo.

Nuestra seguidora Soraya. @tapitapon desde Caracas hizo una lista pormenorizada de la ruta: “Sortear la lluvia, los charcos, delincuentes, motos y paraguas; sin ensuciarse, perder los zapatos, un ojo de nadie y no morir en el intento”.

Algunos hicieron alusión, de manera poética, a encontrar en el camino excrementos de animales: Leo y Escribo @Nardoléptico recita:“En Caracas, cuando llueve y el camino está fangoso tiene que ver para abajo, puede confundirse y pisar mal, hasta quedar oloroso”.

Otros comentaron acerca del uso indebido de las áreas destinadas para caminar: Armando Delgado @Dellbest “Carros y motos estacionados sobre las aceras, sin contar con los motorizados que las usan como vías alternas”.

Peatones piden les presten atención sobre las condiciones adversas que deben afrontar a diario para movilizarse y en crear conciencia en que las grandes ciudades, deberían concebirse no sólo para beneficiar a los que se movilizan en vehículos sino también en aquellos que se desplazan a pie y muy especialmente en los días de lluvia.

.