• Caracas (Venezuela)

Reporte ya

Al instante

@manuelapacheco_: Dejé de ir a la universidad por hacer colas para comprar

Padres y madres de familias atrapados entre la espada y la pared, el gran dilema: ¿Mi trabajo o la comida? |Foto: Diario de Los Andes

Padres y madres de familias atrapados entre la espada y la pared, el gran dilema: ¿Mi trabajo o la comida? |Foto: Diario de Los Andes

"Los martes me voy temprano a Farmatodo y en la noche caigo en el Plaza´s, al medio día voy al Gamma Express. Esto peor que nunca", dice Mario Rodríguez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Interrumpir la jornada de trabajo para salir corriendo a cazar productos de primera necesidad, el día que te toca por el terminal de la cédula, es uno de los tantos retos que viven los venezolanos. Arriesgarse a perder el empleo por traer alimentos a nuestras casas era algo inexistente e impensable en el país.

Los tiempos han cambiado, hoy vemos cómo el acentuado desabastecimiento y la posibilidad de comprar un solo día a la semana, causan estragos en la vida diaria, así como ponen en riesgo el trabajo de las personas, que en ocasiones optan pasar hasta ocho horas en cola, con tal de abastecerse de productos básicos. Padres y madres de familias quedan atrapados entre la espada y la pared, el gran dilema: ¿Mi trabajo o la comida?

Para saber qué piensa la gente, planteamos en @ReporteYa: No puedo trabajar porque me toca ir a comprar ¿Te pasa? ¿Cómo haces?

Estas son las respuestas recibidas:

Violcon @Violcon expresa su preocupación: "En oportunidades no nos enfocamos en nuestro trabajo pensando en que mañana se debe ir a comprar y si habrá".

"Yo opino igual, y de paso no consigues los productos el día que te toca", destaca Mirna Zulay Martínez, @mirnita79, en relación a la interrogante.

Manuela Pacheco, @manuelapacheco_, comparte: "Tuve que dejar de ir a la universidad porque me toca ir a hacer colas para comprar, y con miedo por la inseguridad", añade.

El usuario apodado Versos De Un Tuitero, @CarlosZambrano7, escribe: "Mi hermana vino de #Mariara a comprar, y el día que le tocó no llegó nada, no había nadita solo patria".

"En #Venezuela se hacen: 4 horas de cola para comprar 1 Kg de leche, 3 hora para 2Kg de azúcar, 4 horas para 2Kg de ACE y 3 horas para 4Kg de harina", explica Versos De Un Tuitero.

Mario Rodríguez D, @mcrd1972, relata: "Los martes me voy temprano a Farmatodo y en la noche caigo en el Plaza´s, al medio día voy al Gamma Express. Esto peor que nunca".

"Pues lamentablemente no puedo ir a comprar, entro en crisis cuando veo que algo se me está acabando", lamenta Zulimma Ramírez, @zjiramirez, desde Caracas.

Soy Venezuela, @yo_fotografo, concluye: "Ahora en vez de que un familiar compre para todos, debemos salir cada quien a comprar lo suyo. Cada día las colas son más largas".