• Caracas (Venezuela)

Reporte ya

Al instante

@dmpc2909: No dejo mi carrito de compras solo

Usuarios ya sienten temor de salir a comprar en el mercado| Foto: elimpulso.com

Usuarios ya sienten temor de salir a comprar en el mercado| Foto: elimpulso.com

Mensajes en la red demuestran la inconformidad de los consumidores al visitar los expendios de comida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las fallas en el suministro de los productos básicos ha generado que muchos consumidores sientan temor a visitar los supermercados, bien sea por tener que competir para llegar a tiempo a comprar lo que desean o por sentirse perseguidos si llevan lo que otro quiere, y ese sentimiento lo expresan a través de las redes.

Preguntamos a nuestros usuarios: Si está en un mercado y consigue algún producto que los demás desean comprar y ya no hay: ¿Ha sentido acoso o miedo? Carol, @carola_libertad, respondió de manera tajante: “totalmente si”.

Otros usuarios contaron lo que les sucedió: Andrés @n98_jose: “A una conocida que se descuidó, le robaron la leche que tenía y no la vio más”.

Morella P., @dmpc2909, “Lo único que hago es no dejar mi carrito de compras solo”.

Ante la duda de si estamos en presencia de un nuevo tipo de acoso, entrevistamos a Oscar Misle, Educador, Comunicador y Psicoterapeuta, para que nos aclarara la situación y nos comentó en su cuenta @oscarmisle lo siguiente:

- ¿Por qué los venezolanos dicen tener temor de ir a un mercado?
“En primer lugar el venezolano tiene miedo de no conseguir los productos que requiere. Sentir que hay algo que necesito y se me puede acabar, genera mucha ansiedad en la población. Además de cubrir mis necesidades básicas, pienso en mi familia y en mis hijos y esto incrementa el deseo de comprar más para guardar por si no lo consigo nuevamente”.

Además, agregó, : “De alguna manera debo obtener lo que necesito y satisfacer la frustración que me genera el no tener lo que deseo adquirir y no consigo”.

La nueva forma de hacer nuestras compras no solo incide en la conducta de los adultos sino que los más pequeños también se sienten incómodos: “Me preocupa mucho lo que sucede en los mercados: Las colas, la angustia de la gente, el acoso de otros si llevas algo que él necesita y ya no hay, y la agresividad que se respira en el mercado… Pero me preocupa aún más lo que están viviendo nuestros hijos y cómo les afecta en sus hábitos de consumo”, concluyó Misle.