• Caracas (Venezuela)

Reporte ya

Al instante

@Zz21_: "Lamentablemente no nos alcanza el tiempo y mucho menos el dinero"

Para Jessica Cárdenas, @ykcadenas, "es triste la realidad del venezolano"  |Foto vía:  Ideas de Babel

Para Jessica Cárdenas, @ykcadenas, "es triste la realidad del venezolano" |Foto vía: Ideas de Babel

"En los trabajos se han adaptado a dar días libres para hacer colas en los mercados ¡Increíble!" comenta @RCamachoPatilla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando se aprovecha adecuadamente el tiempo y  dedicamos fructíferos instantes a nuestras prioridades, la armonía y satisfacción van de la mano. El tiempo es muy preciado y no se recupera, no es una tarea, es un estilo de vida.

Sin embargo, en la actual coyuntura que atraviesa Venezuela, muchas cosas han cambiado: familias enteras han sustituido las recreaciones de fines de semanas por intentar conseguir en abastos y farmacias los escasos y necesarios artículos.

Atrás van quedando los almuerzos compartidos entre semana con colegas del trabajo, esas horas resultan más valiosos en recorridos por supermercados, y es que, la quincena solo da para lo necesario. Muchos ponen en riesgo sus cargos debido a todo el tiempo que ocupa adquirir los productos. El día continúa buscando a los niños en el colegio, y haciendo los quehaceres del hogar.

"¡No me alcanza el tiempo!” Esta es la queja de quienes no disponen ni siquiera de un rato para divertirse ni disfrutar plenamente de los más allegados, de los que añoran otras épocas de

Usuarios de @ReporteYa compartieron sus experiencias:

Según las vivencias de R Camcho, @RCamachoPatilla, "en los trabajos se han adaptado a dar días libres para hacer colas en los mercados ¡Increíble!

"Tampoco me alcanza el tiempo", lamenta  Fátima Díaz @fafa24diaz, desde Maracaibo.  

Para Jessica Cárdenas, @ykcadenas, "es triste la realidad del venezolano".

"Lamentablemente no nos alcanza el tiempo y mucho menos el dinero", añade Zai Zambrano,  @Zz21_.

La administradora y docente, Yarely Aponte, @yarelyaponte, escribe: "Si hago una colita es después de salir del trabajo a las 4:30 PM, antes no puedo hacer nada, no me dan permiso".

"¡Que tristeza, rabia, impotencia siento! Yo no hago esas colas en la calle. Como humillan a la gente. Ni siquiera llevo a mis niños, explica, A González, @gonzalezami.