• Caracas (Venezuela)

Reporte ya

Al instante

El País de las Colas

En el Bicentenario de Plaza Venezuela se pueden ver todos los días largas filas de quienes esperan para comprar | FOTO Omar Véliz

En el Bicentenario de Plaza Venezuela se pueden ver todos los días largas filas de quienes esperan para comprar | FOTO Omar Véliz

Hacemos cola para todo: para pagar los servicios, para entrar al ascensor, para subir al autobús, en los bancos, en las panaderías y en las farmacias.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todos los días al salir de nuestras casas enfrentamos la difícil tarea de sortear al menos una larga, lenta y tediosa cola para casi todas las actividades que realizamos.

Y es que el crecimiento de las ciudades y los servicios en Venezuela se quedaron rezagados ante el aumento acelerado de la población y las deficientes políticas públicas en todos los ámbitos.

Las colas en el tráfico son las que más recordamos pero prácticamente hacemos cola para todo: para pagar los servicios, para entrar al ascensor, para subir al autobús, en los bancos, en las panaderías y en las farmacias.

Transporte Colapsado
La infraestructura vial del país data de más de 50 años, las vías son insuficientes para la gran afluencia vehicular. Si se utiliza un carro particular hay que conocer “vías alternas” para evadir las colas y los que utilizan el transporte público hacen filas para comprar los tickets de metro, para entrar a los andenes, para entrar al vagón, para subir las escaleras y para salir de la estación.

Tardar de 2 a 4 horas en rutas que no deberían llevarnos más de 25 minutos es casi normal por lo que una persona puede pasar más de 4 horas diarias en el tráfico. Las quejas se ven con frecuencia en la red “En Venezuela caen dos gotas de agua y las colas se vuelven kilométricas” dice @giovannir19 en twitter.

Escasez de comida y medicinas. Cola Abundante
Quizá las colas más frecuentes en los últimos meses son las que hacemos en los supermercados y expendios de medicinas. Pasamos hasta dos horas para pagar nuestras compras y si llegamos al mercado en el momento en que colocan harina pan, papel toilet o aceite se incrementa la espera.

Además con una cola no basta, tenemos que ir a varios establecimientos para poder adquirir lo que necesitamos. Los reportes son innumerables: @El NacionalWeb reseña “Colas de dos días hacen en Cumaná para comprar harina de maíz”

Colas divertidas
Si salimos a entretenernos al cine, al teatro o cualquier espectáculo igualmente debemos hacer largas filas hasta para comprar cotufas. Para entrar y salir del centro comercial también debemos esperar.

Si deseas viajar te ponen en lista de espera y si quieres comprar un carro hay muchas personas delante. Los negocios de comida rápida perdieron su nombre y hacemos colas para pagar y retirar los pedidos.

Retraso On-Line
Y es que hasta para hacer un trámite en la web debemos hacer cola. Pedir un rif, solicitar divisas, renovar la licencia, la cédula o el pasaporte también demora. Después de llenar todos los formularios debemos esperar a que nos manden una “cita” que es realmente una cola virtual.

Colas Privadas y Públicas
Tratar de comprar un teléfono celular o hacer un reclamo en los centros de atención al cliente se ha vuelto un calvario.
Ni hablar de las demoras en los hospitales y en las clínicas privadas para ser atendidos. Igualmente nos dan un numerito para comprar un aparato de televisión por cable o un electrodoméstico. Nadie escapa a la espera.

Tantas colas pueden generaran ansiedad en la población y provocar problemas gástricos, dolores musculares y trastornos del sueño. Prepárese antes de someterse a una nueva, cultive la paciencia ya que en Venezuela la excepción es “no conseguir cola”.