• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

"Se rompió ese paradigma en el que el PSUV concentraba todo el poder en Portuguesa"

Oswaldo Zerpa / Leo León

Oswaldo Zerpa / Leo León

Oswaldo Zerpa, Carlos Molina, Armando Rivas y Alirio Bonilla obtuvieron más de 40% de los votos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para hacer frente a las prácticas hegemónicas de la alta dirigencia del Partido Socialista Unido de Venezuela y a la vez hacer realidad “la revolución genuina que soñó el presidente Hugo Chávez”, cuatro líderes municipales del estado Portuguesa se declararon en rebeldía a los designios de la cúpula del partido oficialista. Lanzaron sus candidaturas y ganaron con el apoyo de otras organizaciones políticas, como el Movimiento Tupamaro, Partido Comunista de Venezuela, Poder Laboral y Partido Revolucionario de los Trabajadores.

Estos movimientos han sido bautizados informalmente en la región como chavismo rebelde y se han desarrollado en diferentes municipios, pero la dinámica política electoral los ha unido. Además lograron desplazar, en votos, a las fuerzas de la oposición que han mermado en Portuguesa.

Los resultados de la contienda municipal del 8 de diciembre dieron a los candidatos rebeldes la victoria en 4 de las 14 alcaldías de Portuguesa que antes estaban en manos del PSUV. Oswaldo Zerpa se impuso en Unda, con 47.93% de los votos; Carlos Molina ganó en Ospino con 45.65%; Armando Rivas se quedó con la Alcaldía de San Fernando de Boconoíto al sumar 55.81% de los sufragios, mientras que Alirio Bonilla es el nuevo alcalde de Papelón con 45.72% de los votos.

En las elecciones regionales de diciembre de 2012 se erigió como vocero del chavismo rebelde el alcalde del municipio Unda, Oswaldo Zerpa, quien era del PSUV, pero renunció al partido rojo debido a marcadas diferencias con el gobernador Wilmar Castro y se sumó a las filas del Movimiento Tupamaro para postularse a gobernador. Llegó en segundo lugar en la contienda con más de 60.000 votos, y el abanderado de la oposición se colocó en el tercer lugar.

Este resultado animó a Zerpa a continuar trabajando por la corriente rebelde y asumir un trabajo de campaña para las elecciones municipales, con miras a romper la línea del PSUV y el GPP en varios municipios.

Oswaldo Zerpa: vocero y líder

El Movimiento Tupamaro postuló a Oswaldo Zerpa a la reelección en el municipio Unda y presentó candidatos propios en las otras 13 jurisdicciones con aspirantes de buena reputación que presentaron otras organizaciones afectas al chavismo.

Zerpa expresó que la victoria en estas alcaldías no es una victoria del Movimiento Tupamaro, del Partido Comunista ni de las otras organizaciones afectas.

“Es el éxito de una plataforma política que se ha venido formando en el estado porque no está conforme con las políticas del PSUV”, dijo, y agregó que porque se quiere la rectificación verdadera en las gestiones de gobierno a favor del pueblo.

“A quienes dicen que somos la nueva oposición les digo que no es así porque nosotros no nos oponemos a la revolución; no seguimos líneas de ningún partido político. Lo que hacemos es ser críticos al proceso para que se cumpla el legado del presidente Hugo Chávez y se escuchen los planteamientos de las bases”, expresó Zerpa.

El alcalde reelecto por segunda vez en Unda señaló que la enseñanza del resultado electoral es la siguiente: “Se rompió el paradigma de que en Portuguesa todo el poder lo tiene el PSUV y que se está obligando a la dirigencia de este partido a sentarse a conversar con los otros factores revolucionarios”.

Armando Rivas: defensor de la ideas de Chávez.

Armando Rivas es un independiente apoyado por el Movimiento Tupamaro y resultó electo alcalde del municipio San Genaro de Boconoíto. Se siente contento con el triunfo porque fue alcalde por tres períodos hasta 2008, y una vez más, ahora, el pueblo le dio la confianza al reconocer su trabajo. Rivas atribuye su victoria a una muy mala gestión del alcalde saliente Evelio Montilla del PSUV, y que decidió postularse porque el clamor popular se lo pidió durante el trabajo de campaña para la reelección del presidente Chávez.

Aclara que no se considera chavista rebelde sino defensor de las ideas de Chávez como el hecho de no ser un borrego, ser transparente en su accionar político, hacer las cosas como se debe y sin manipulaciones y atender al pueblo en todo momento.

“Todo lo contrario al ideario de Chávez se hacía en Boconoíto y nosotros no podíamos estar a favor de un gobierno que iba contra los principios del socialismo y la revolución”.

Rivas tuvo tres períodos como alcalde por el MAS, MBR y el PSUV.

Alirio Bonilla: respuesta de un pueblo

En Papelón, Alirio Bonilla, independiente postulado por el partido Poder Laboral y respaldado por el movimiento Tupamaro, también fue elegido para un cuarto período porque dirigió los destinos del municipio durante 13 años hasta 2008, y salió porque en ese momento la ley no le permitía un cuarto período consecutivo. Militaba en AD.

Hoy Bonilla tiene otra oportunidad al frente de la alcaldía con la convicción de terminar proyectos de desarrollo que dejó en el camino. También asegura no ser un chavista rebelde, sino un político preocupado por lo social que ha aspirado a cargos ejecutivos para desarrollar obras en beneficio colectivo.

“Mi elección fue una respuesta de un pueblo que clamaba por una nueva gestión que se reencontrara con el desarrollo y la atención de los problemas más sentidos”.

Entre los planes de este alcalde están el impulso de la construcción de viviendas, mejoramiento de carreteras y llevar electricidad a todos los caseríos en su primer año de gobierno. Bonilla afirma que no tiene complejos para trabajar de la mano del gobierno regional y nacional porque lo que se persigue es el beneficio del pueblo no la confrontación política.

 Carlos Molina: revisión en el chavismo

Para Carlos Molina, alcalde del municipio Ospino, ex militante del PSUV, se lanzó con el apoyo del Movie¿miento Tupamaro, único entre los abanderados del chavismo rebelde que se estrena como alcalde. Su victoria evidencia que se tiene que hacer una revisión en el chavismo porque la militancia revolucionaria es consciente a la hora de votar y está apoyando a los dirigentes que garantizan eficiencia en su accionar.

Dijo que en su gestión va a apuntar hacia la consolidación del acueducto de Ospino, mejorar la red de aguas servidas del caserío La Aparición y reparar sustancialmente la vialidad agrícola.

“Queremos trabajar de la mano con todas las autoridades para convertir a Portuguesa en una potencia, bajo la premisa de eficiencia y profunda honestidad”.