• Caracas (Venezuela)

Multimedia

Al instante

galería

Tumeremo, el reclamo por una masacre

El viernes se confirmó lo que todos los habitantes  del municipio Sifontes sabían, pero nadie decía en voz alta. Jamilton Andrés Ulloa Sánchez, conocido como el Topo es el responsable de la desaparición de 17 mineros de Tumeremo y de otras 11 personas de distintas regiones del estado Bolívar. El pueblo trancó la Troncal 10 por 5 días. Una semana después comenzaron a aparecer algunos de los cuerpos

  • 780x506 Durante cinco días permaneció cerrada la Troncal 10, una vía de dos canales que comunica a Venezuela con Brasil. El miércoles los gandoleros sumaban a más de 300 miembros del sector afectados por el cierre de la vía | Foto: Omar Véliz
  • 780x506 Los familiares de los desaparecidos trancaron la Troncal 10 el 5 de marzo. Reclamaban la desaparición de 17 mineros salidos de Tumeremo rumbo al barranco –como llaman a ese tipo de minas– ubicado en la sierra del Miamo | Foto: Omar Véliz
  • 780x506 Los comerciantes de Tumeremo se solidarizaron con los familiares de los desaparecidos y cerraron sus comercios. El 8 de marzo fueron amedrentados por un grupo de motorizados para que no abrieran. Un comerciante disparó y mató a Ramón Zambrano (32) | Foto: Omar Véliz
  • 780x506 El 8 de marzo el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, el ministro de Relaciones Interiores, Gustavo González López, y el comandante de la REDI-Guayana, Antonio Benavides Torres, hicieron acto de presencia en Tumeremo e identificaron a Jamilton Ulloa, alias El Topo, como responsable de la masacre | Foto: Omar Véliz
  • 780x506 El martes se encontraron los primeros indicicios de los desaparecidos en el Hato Peregrino. En el lugar había ropa, zapatos, carteras, una moto, cédulas y rastros de sangre | Foto: Omar Véliz
  • 780x506 El 9 de marzo, los habitantes de Tumeremo estuvieron alerta por la llegada de tanquetas. Esa misma noche en la madrugada los guardias disolvieron la tranca. Se llevaron detenidas a cuatro personas, que ese mismo día fueron puestas en libertad | Foto: Omar Véliz
  • 780x506 El 10 de marzo Tumeremo amaneció militarizado. Había militares en cada esquina del pueblo y no se permitía la circulación de motos | Foto: Omar Véliz
  • 780x506 En el Miamo la minería era seca. Utilizan detectores de metales para identificar el punto en el que hay que abrir un hoyo en la tierra. Los “barrancos” pueden alcanzar varios metros de profundidad | Foto: Leonardo Rodríguez
  • 780x506 Los mineros desaparecidos se dirigían a la mina del Miamo. Ubicada a dos horas de recorrido en moto de Tumeremo. Ahí la bulla comenzó a finales del año pasado. Más de 300 hombres y mujeres iban diariamente a buscar oro en esa mina | Foto: Leonardo Rodríguez
  • 780x506 Camino a Miamo hay otros puntos donde también se extrae el oro. Hombres y mujeres sumergen la mitad del cuerpo en el río y revisan el material sacado en sus bateas hasta que el oro brilla | Foto: Leonardo Rodríguez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share: