• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Más de 250 pacientes esperan reparación de tomógrafo

   El tomógrafo del Hospital Central de San Cristóbal, el único en este centro de salud, está dañado desde hace más de un mes

El tomógrafo del Hospital Central de San Cristóbal, el único en este centro de salud, está dañado desde hace más de un mes

El monto del arreglo del aparato para aplicar radioterapia asciende a 900.000 bolívares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Transcurrido poco más de un mes de la avería que dejó fuera de servicio el tomógrafo del Hospital Central Universitario José María Vargas, en San Cristóbal, casi 280 pacientes con cáncer aún esperan la reparación del equipo para poder aplicarse radioterapias.

La información fue confirmada por Joel Contreras, director del principal centro asistencial del suroccidente del país, quien indicó que el equipo, donado por el Instituto de Beneficencia Pública Lotería del Táchira, el único que funciona en ese centro asistencial, uno de los tubos hizo 450.000 disparos en el último mes cuando debió hacer sólo 350.000.

“Están haciendo diligencias para colocar un nuevo tubo generador de radios”, dijo Contreras. La reparación asciende a 900.000 bolívares, de acuerdo con el diagnóstico.

Con el aparato averiado se hacía un promedio de 1.700 tomografías al mes y la mayoría de los usuarios no posee recursos económicos suficientes para hacerse el examen en otra institución, pero en el Hospital Central de San Cristóbal hay otro tomógrafo que fue suministrado por el Ministerio para la Salud hace un año, el mismo tiempo que tiene el equipo sin funcionar porque no fueron enviados algunos dispositivos necesarios para ponerlo en marcha.

“Ahí está montado ese tomógrafo, pero no beneficia en nada a los pacientes. Hay fallas técnicas que no han sido corregidas. De manera que hay más de 250 personas en cola, a la espera de una tomografía para poder ser evaluadas y colocadas en el plan de tratamiento en el Acelerador Lineal (radioterapia)”, agregó.

Hizo un llamado al Ministerio para la Salud para que active el equipo, “al que tanta propaganda le han hecho y nunca funciona” y así colocarlo al servicio de los pacientes.

El repuesto para el tomógrafo averiado debe importarse desde Alemania y cumplir con trámites aduaneros.