• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Se desplomó vía nacional Cumaná-Puerto La Cruz

120 familias quedarán sin servicio eléctrico, pues una línea de alta tensión está cerca de la falla

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un tramo del sector Yaguaracual, localizado en la vía nacional Cumaná-Puerto La Cruz, se desplomó completamente ayer a las 6:15 am, lo que podría dejar sin servicio eléctrico a 120 familias de Sacamantecas, poblados de Mochima y Bella Vista, porque está a punto de caerse una línea de alta tensión que se encuentra cerca del deslizamiento.

Dencys Rodríguez, habitante de la zona, se percató de la situación cuando se dirigía a su trabajo en Bella Vista. Los vecinos colocaron seis pipas vacías con una cinta de demarcación de advertencia en un canal de la vía para restringir el tránsito de los 20.000 vehículos que circulan por allí diariamente.

El consejo comunal del lugar se organizó para exigir la solución inmediata del cambio de la línea de alta tensión a otro sitio, pero hasta ayer en la tarde la empresa eléctrica no había resuelto el problema.

Los habitantes de Sacamantecas amenazaron con cerrar la vía nacional por tiempo indefinido porque temen que el tramo se caiga completamente si llueve.

El director regional del Ministerio de Transporte Terrestre, Efrén Rodríguez, fue hasta el lugar para observar el deslizamiento y les dijo que levantaría un informe de la situación para enviarlo a Caracas, luego evaluarán el caso y empezarán las labores. La policía regional también fue notificada del desperfecto.

Por la falla pasa una tubería de agua, que fue cortada por los mismos habitantes y ocho familias que se quedaron sin el servicio. Los residentes de la zona dijeron que todas las familias están en peligro, pues viven a orillas de la carretera y el tránsito no ha cesado, pese a que hay dos banderilleros intentando controlar el paso de los vehículos. Pidieron al gobierno regional otorgar una cuadrilla de seis hombres para que controlen el tránsito en la noche y coloquen llamas para alertar del deslizamiento.

En calma.

La normalidad re- tornó a las calles Bermúdez y Mariño de Cumaná ayer en la mañana, pese a que se llevó a cabo el entierro de José Miguel Castañeda, alias "el Proyectil", quien fue velado en el sector Bajo Seco de Cumaná el miércoles en la tarde, después de que murió el martes en un presunto ajuste de cuentas.

Durante un recorrido por ambas de calles de Cumaná se constató que todos los comercios, el centro comercial Ginan, Cumaná Plaza, Express Mall y los mercados de la zona abrieron como de costumbre.

La Guardia Nacional y los funcionarios de la policía estadal continuaban desplazándose por el centro como lo había anunciado el gobernador Enrique Maestre, con el fin de implementar parte del Plan de Seguridad Ciudadana. Ayer en la mañana se escucharon detonaciones en Miramar, sector donde fue velado Castañeda.

Carmelo Cammarata, presidente de la Cámara de Comercio de Cumaná, aseguró que los comerciantes tenían miedo de abrir los negocios por el temor a que surgiera alguna situación irregular cuando pasaran por ahí el cadáver de Castañeda. El transporte colectivo estaba laborando con normalidad. Los bancos abrieron aunque la agencia del Banco Exterior seguía con una fuerte vigilancia de los funcionarios de la policía regional.