• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Con cisternas atienden racionamiento en comunidades en Táchira

Algunas localidades de Torbes, Colón y San Cristóbal han pasado hasta 48 horas sin agua | Eleonora Delgado

Algunas localidades de Torbes, Colón y San Cristóbal han pasado hasta 48 horas sin agua | Eleonora Delgado

Las localidades que se surten de acueductos independientes también sufren limitaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Funcionarios de Hidrosuroeste calificaron de crítica la época de sequía en comparación con años anteriores, por lo que el racionamiento de agua será más recio tanto para los municipios que se surten del Acueducto Regional del Táchira como de los acueductos independientes o rurales.

Juan Eures Zambrano, gerente de Hidrosuroeste, indicó que en lo que va de año no ha llovido en los afluentes que aportan al Acueducto Regional del Táchira.

"En esas comunidades donde escasea el agua por razones de altura a causa de la disminución del volumen y presión en tuberías, las cubrimos con camiones cisternas propias de la empresa y algunos que hemos alquilado para llevar agua a todas las comunidades", dijo Zambrano.

Los esfuerzos por suministrar agua a la población no son suficientes. Algunas localidades de Cárdenas, San Cristóbal, Torbes y Colón han pasado más de 48 horas sin el servicio.

Ayer comenzó la segunda parte de la reprogramación del plan de racionamiento por la disminución de los aportes de agua a las estructuras hídricas.

El nuevo plan establece el suministro de 50% a las comunidades de lo que habitualmente se envía.

Plan B, el mismo problema.

Este es el segundo plan de racionamiento de agua que se anuncia en los últimos 22 días.

El 19 de febrero, el presidente de Hidrosuroeste, Jacinto Colmenares, anunció el primer cronograma de suministro que debía aplicarse en Táchira a causa del fuerte verano.

Organismos dependientes de la gobernación, como la Corporación de Infraestructura del Táchira, están disponiendo de camiones transportadores de agua para llevarla a barriadas de San Cristóbal y municipios del área metropolitana.

"Lo que queda es tener paciencia y esperar que llueva.

La ropa y las cosas de cocina se lavan cuando pongan el agua. Eso sí: se procura ensuciar lo menos posible", indicó Chela González, residente de Táriba.

"El agua la han puesto de noche, así que toca hacer los oficios a esa hora", comentó otro residente de San Cristóbal.