• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Con cacerolas y quema de cauchos rechazaron apagones en Guanare

La carrera 11 fue trancada con cauchos encendidos | Foto: Daniel España

La carrera 11 fue trancada con cauchos encendidos | Foto: Daniel España

Hay sectores donde la luz se va 2 y 3 veces al día durante 3 y 4 horas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La crisis eléctrica y el pésimo servicio de agua potable en la ciudad de Guanare han hecho que varias comunidades del centro y de la periferia de la ciudad manifiesten su repudio. En los últimos ocho días los habitantes de estas zonas han decidido salir a quemar cauchos y tocar cacerolas en las calles y avenidas, a fin de exigir el cese de los apagones y el restablecimiento del servicio de agua potable las 24 horas.

La mayoría de las manifestaciones se han llevado a cabo en horas de la noche. Entre los sectores que han protestado se destacan la urbanización Los Pinos,  urbanización Francisco de Miranda, urbanización Temaca y los barrios La Arenosa, Maturín y Banco Obrero, que han sido sometidos a apagones de 3 y 4 horas hasta 2 veces al día y cortes del servicio de agua prácticamente por 22 horas diarias.

El lunes en la noche tocaron cacerolas y quemaron cauchos en la carrera 11, intersección con calle 12, en la avenida Unda frente al liceo Unda, y en la carrera 13 con calle 12, para rechazar los apagones que no corresponden con el cronograma de racionamiento anunciado por las autoridades de Corpoelec.

 

Larga sequía. Karla González, habitante del barrio La Arenosa, manifestó que en el sector llevan más de 4 años padeciendo la escasez de agua sin tener respuesta de las autoridades. Indicó que les llega muy poca agua por el grifo luego de las 12:00 de la noche y a las 4:00 de la madrugada se ha ido. Acotó que en los últimos 18 días la luz se ha estado yendo 2 y 3 veces al día por más de 2 horas y no soportan el calor y la incomodidad que genera estar sin servicio eléctrico.

Carmen Delia Giménez, otra afectada, expresó que a su casa sólo llega una hora o media hora un pequeño chorrito de agua, y eso no le alcanza para recoger suficiente líquido para cubrir las necesidades de su hogar. Apuntó que con los apagones se le dañó un aire acondicionado y otros artefactos, y que el problema de la electricidad se ha presentado desde hace más de 4 meses de forma recurrente.

“No aguantamos más mentiras y estamos a punto de tomar medidas más radicales, porque a los funcionarios pareciera que no les importara el pueblo ni ser eficientes con el servicio que se presta”, aseguraron varios vecinos consultados.