• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

Rechazan escasez de cereales infantiles

El problema es tanto de productos como de marcas, dejando pocas opciones para que las madres margariteñas puedan atender a sus hijos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La escasez de cereales para niños es grave en los abastos y grandes cadenas de supermercados de la isla de Margarita, golpeando a miles de familias que deben ingeniárselas para alimentar a sus pequeños.

Luis González, gerente de Unicasa, aseguró que no se le ve una salida a corto plazo a la situación ya que los proveedores no despachan con regularidad, desde hace tres meses, productos como Nestum, en todas sus fórmulas; y ni siquiera Cerelac, que venía siendo utilizado como alternativa.

Dijo que mientras han notado algunas mejorías en el despacho de productos de consumo masivo como la carne, el pollo y la harina, les preocupa que la situación sea contraria en el caso de los cereales.

Sin embargo, insisten en mantener las solicitudes para el despacho de ese rubro, tomando en consideración que afecta la alimentación de la población infantil de la entidad.

En otras cadenas, en las que se anuncia la posible llegada de los cereales, la gente se aglomera en los locales para poder adquirirlos.


Búsqueda frenética. Carlos Eduardo García aguardó en vano la llegada del cereal a un automercado de Porlamar para garantizar la alimentación a su niña de año y medio.

“El que está tomando ahorita me lo trajo mi cuñada de Colombia, pero ya está por terminarse y ella no va a regresar todavía a Cúcuta”, acotó.

Rosalba Fermín dijo estar cansada de estar buscando alternativas para alimentar a sus dos hijos, de un año y dos años y medio de edad, dada la prolongada ausencia de las distintas marcas de cereales infantiles.

“Realmente es desesperante oírlos llorar de hambre y uno sin poderles explicar que el Nestum está desaparecido”, enfatizó.

Ana Elisa Moreno lamentó la escasez del producto y aseguró que su bebé, de un año, ha perdido peso ante la escasez del cereal de la referida marca comercial.

“No le gusta otro producto. He intentado que tome avena de otra marca, pero como estaba acostumbrada al de 3 cereales, no quiere agarrar el tetero. Es un problema serio”, recalcó. Aseguró que en su familia se rotan para hacer las colas y que están atentos todos identificando los locales en los que hay mercancía.