• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

No hay acetaminofen para pacientes con dengue y chikungunya

Farmacias reportan disminución de entre 30% y 40% en la distribución de medicamentos para enfermedades crónicas | Foto William Dumont

Habitantes de Maracay expresaron que hasta 8 farmacias visitan en un día tratando de conseguir los medicamentos| Foto William Dumont - Referencial

Las estanterías en las farmacias en Maracay están vacías debido a que es irregular el abastecimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Representantes de la Cámara de Farmacia en Aragua declararon que en 70% ronda la escasez de medicamentos para tratamientos comunes como: hipertensión, diabetes, infecciones bronquiales y anticonceptivos, entre otros.
 
Francisco Blanco, representante de la Cámara Farmacéutica en la entidad, precisó que medicamentos básicos como acetaminofen y sueros orales e intravenosos, que se utilizan para casos de dengue y chikungunya, están agotados. Las estanterías en las farmacias están vacías debido a que es irregular el abastecimiento.

Blanco expresó que en los laboratorios ni en las droguerías les dan respuestas del porqué de la escasez de medicamentos y los retrasos de los pedidos.

“Las farmacias que son el último eslabón de la comercialización de los medicamentos son las que sufren los embates de los clientes que han recorrido hasta ocho farmacias, y  se comportan  de una manera un poco violenta, y reaccionan así por el desespero que tienen porque no pueden cubrir el tratamiento básico”, dijo Blanco. Agregó que los medicamentos que llegan no cubren la demanda de los clientes.

Habitantes de Maracay expresaron que hasta 8 farmacias visitan en un día tratando de conseguir los medicamentos.  Señalaron que tardan hasta un mes para poder adquirir los tratamientos médicos que deben tomar constantemente.

Loida Medina, habitante de la ciudad, declaró que las personas que sufren de hipertensión están padeciendo de la falta de medicina para su tratamiento. Dijo que las personas de la tercera están padeciendo las peores consecuencias porque no tienen la misma  energía  para caminar por todas las farmacias de la ciudad tratando de comprar las pastillas de hipertensión: "Algunos están en cama y no pueden salir y comprar sus pastillas".