• Caracas (Venezuela)

Regiones

Al instante

"La indiferencia religiosa es un grandísimo pecado"

El cardenal Urosa Sabino presidió la celebración que congregó a más de 10.000 feligreses de toda Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El fervor mariano inundó las sabanas de Guanare y Portuguesa. Fieles de toda Venezuela acudieron a acompañar la misa solemne por el 360º aniversario de la aparición de la Virgen de Coromoto, patrona nacional, en los espacios de la Basílica Menor Santuario Nacional que muestra una renovada imagen.

La presencia del cardenal Jorge Urosa dio más solemnidad a la celebración mariana. El prelado dijo que la aparición de La Coromoto es un gran acontecimiento mundial y que en 1652 cuando ocurrió por primera vez tuvo un gran impacto en la iglesia de la época, "dado que la Madre vino para indicar el sendero de la vida, la justicia, y la paz que no es otra que Jesucristo modelo de la realización humana".

Urosa señaló que en adelante los católicos deben plantearse tres retos: en primer lugar, dejar a un lado la frialdad religiosa que es "un grandísimo pecado" y superar la corriente que hay en el mundo que trata de sacar a Dios de la sociedad; en segundo término, erradicar el desprecio por la vida humana, materializado en el aborto, los homicidios, el tráfico de drogas y la violencia desmedida; y, finalmente, fortalecer la familia para vivir la fe, cosa que favorecerá a los jóvenes y las mujeres ante el libertinaje afectivo-sexual.

Ante el proceso electoral, el cardenal llamó a la colectividad a la paz y la concordia para que los múltiples problemas y diferencias que existen se resuelvan sin violencia y apelando a los principios sociales más genuinos.

En la misa solemne estuvo presente el gobernador Wilmar Castro Soteldo. Destacó el apoyo dado en su gestión para rehabilitar el santuario.